Ahora que ha llegado el verano, podemos disfrutar de nuestras actividades favoritas durante el clima cálido. Pero puede que algunos de nosotros estemos como el Hombre de Hojalata del Mago de Oz, con articulaciones que necesitan un montón de aceite y muchos intentos para comenzar a moverse de nuevo.

Nuestras articulaciones están diseñadas para soportar mucho, pero, especialmente a medida que nuestro cuerpo envejece, debemos asegurarnos de que las estamos cuidando adecuadamente. Presta atención a estas ideas que pueden ayudar a que tus articulaciones resistan la diversión del verano y duren flexibles toda la vida.

Empieza de adentro hacia afuera

Agrega a tu dieta alimentos y suplementos que apoyen las articulaciones. Por ejemplo, los ácidos grasos omega-3 en el pescado (como el salmón) mantienen las articulaciones saludables y pueden reducir la inflamación. Y un suplemento útil que podrías considerar es la glucosamina. Esta es una sustancia química que produce tu cuerpo y que es fundamental para el crecimiento y la salud de tu cartílago (el tejido blando que amortigua el interior de las articulaciones).

Un suplemento de glucosamina puede ayudar a prevenir la descomposición del cartílago en las articulaciones. Un estudio hecho en ciclistas encontró que aquellos que se suplementaron con glucosamina vieron una reducción del 22% en la degeneración del cartílago de la rodilla, en comparación con sólo el 8% en los demás.

Bebe mucha agua

El agua puede estimular la producción de líquido sinovial (el lubricante en las articulaciones) de tu cuerpo y puede reducir la inflamación de las articulaciones.

Mantente en movimiento

Habla con tu médico si tienes un problema específico en las articulaciones, pero en general, es bueno levantarse y moverse constantemente durante el día.

Durante tu jornada de trabajo, toma pausas de estar sentado y sal a caminar. Cambia de posición con frecuencia cuando uses una computadora o veas televisión, lo cual te ayudará a prevenir la rigidez en las articulaciones.

Puede parecer contradictorio, pero a menudo la mejor manera de prevenir el dolor en las articulaciones es moviéndose.

Relaja tus músculos

Mantén tus músculos flexibles con estiramientos diarios. Primero, prepáralos con una caminata de 10 minutos. Si logras flexibilidad y un rango de movimiento adecuado, tus músculos no se van a tensar ni van a tirar de los huesos de las articulaciones, que es algo que los desalinea y causa dolor.

Realiza estiramientos alternados con ejercicios de fuerza. Los músculos fuertes disminuyen la tensión de las articulaciones. De hecho, numerosos estudios relacionan el estiramiento y el ejercicio con la reducción del dolor, incluso, de afecciones graves de las articulaciones como la artritis.

Mientras más liviano, mejor

¿Sabías que cada libra que pierdes le quita 4 libras de presión a las rodillas? Eso es una gran motivación, pues incluso pequeños cambios en el peso pueden marcar una gran diferencia.

Mientras haces ejercicio para perder peso y mantenerte en forma, concéntrate en aquellos de bajo impacto como caminar, montar bicicleta, nadar y hacer ejercicios de fuerza. Estas actividades no solo queman calorías, sino que también son suaves para las articulaciones.

Fortalece la zona central

Fortalecer los músculos abdominales y de la espalda ayudará a mantener tu cuerpo alineado y protegerá tu columna y otras articulaciones. La fuerza de tu parte media también mejorará tu postura, aliviando la presión de las articulaciones del cuello, la espalda y las caderas.

Mejora tu equilibrio

Además de fortalecer los músculos centrales, dedica un poco de tiempo cada día a trabajar en tu equilibrio. La fuerza y ​​el equilibrio ayudarán a prevenir caídas y protegerán tus articulaciones de lesiones.

Este ejercicio es excelente para el equilibrio: párate sobre un pie manteniendo el equilibrio durante 30 segundos sin poner el otro pie abajo. Hazlo junto a una pared o al respaldo de una silla para ayudarte mientras practicas y mejoras. Una vez que puedas hacerlo, repite este ejercicio con los ojos cerrados.

Tus articulaciones trabajan para ti día tras día, así es que mantenlas en buena forma con un poco de cuidado especial y mucho cariño.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.