El último año ha sido difícil y el estrés nos ha afectado a todos. El estrés y la ansiedad pueden manifestarse de formas que son pésimas noticias para nuestra salud.

Es posible que tengas irritabilidad o fatiga. A veces puedes sentirte agitado o nervioso, o tal vez tengas mucha tensión muscular. También es posible que experimentes inquietud o problemas para dormir.

Existen excelentes suplementos naturales como ashwagandha que pueden ayudar con el estrés, pero, ¿sabías que existe un remedio fácil y sorprendente para ayudar a reducirlo, junto a la ansiedad?

Respira para aliviar la ansiedad

La respiración profunda es una de las herramientas más eficaces para reducir la ansiedad. Las técnicas adecuadas de respiración profunda son muy efectivas para reducir los síntomas de ansiedad y el nivel corporal de la hormona del estrés: el cortisol. No solo eso, la respiración profunda puede disminuir la presión arterial, relajar los músculos y disminuir la frecuencia cardíaca.

Un estudio encontró que los niños que respiraban profundamente unos minutos antes de un examen mostraban niveles de ansiedad mucho más bajos. También obtenían mejores resultados en el examen que aquellos que no hicieron el ejercicio de respiración.

Contar con una técnica de respiración fácil de recordar a la mano te ayudará la próxima vez que tu ansiedad comience a aparecer. ¿Estás listo para aprender una?

Ejercicio de respiración profunda "doble"

Comienza con una gran exhalación para limpiar tus pulmones. Puedes recordar exhalar primero porque “E” (exhalar) viene antes que “I” (inhalar) en el alfabeto. La exhalación es más importante para la reducción del estrés porque está relacionada con el sistema nervioso parasimpático del cuerpo, que controla nuestra capacidad para relajarnos y calmarnos. Si te ayuda a concentrarte, cierra los ojos, aunque no es necesario hacerlo.

Cuando tus pulmones estén vacíos, inhala por la nariz durante 3 segundos, dejando que tu vientre se expanda y manteniendo el pecho quieto (algunas personas lo llaman respiración abdominal o diafragmática). Luego, exhala por la boca durante 6 segundos, asegurándote de sacar todo el aire antes de volver a inhalar.

Si deseas aumentar el tiempo de inhalación o exhalación, sigue la regla doble: por mucho que inhales, exhala el doble.

Repite este ciclo durante 2 a 5 minutos y deberías ver una reducción significativa en tu estrés. Incluso, podrías comenzar a sentirte con más energía y bien encaminado hacia tu bienestar.

Para obtener mejores resultados, conviértelo en una rutina

Comenzar la mañana con una rutina de prevención de la ansiedad puede ayudar a iniciar el día con calma. Antes de salir de casa, toma 5 minutos para practicar tu respiración profunda "doble".

Luego, agrega un poderoso suplemento como ashwagandha, que también puede aumentar la capacidad de tu cuerpo para controlar la ansiedad a lo largo de la jornada.

Por la noche, otra sesión de respiración profunda puede ayudar a relajarte del estrés del día, especialmente cuando se combina con productos naturales como una taza de té tibio de pasiflora.

Todos estamos tratando de salir adelante después de un período de tiempo muy difícil, pero a medida que practiques la respiración profunda, te sentirás más tranquilo y listo para enfrentar los problemas de cada día.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.