Si tu médico pudiera escribirte una receta que mejore todos los aspectos de tu salud, no caminarías, ¡correrías a la farmacia para comprarla! ¿Verdad? Bueno, ya tienes una... Redoble de tambores, por favor: es un sueño constante y de alta calidad.

Antes de que veamos por qué el sueño es tan importante, debes saber que 1 de cada 3 adultos en Estados Unidos no duerme lo suficiente. Un estudio, incluso encontró que las personas con diabetes o hipertensión tenían un mayor riesgo de muerte prematura si dormían menos de 6 horas cada noche.

Pero no todo es negativo. Incluso, si no podemos obtener la cantidad de horas de sueño que necesitamos, siempre podemos trabajar en la calidad de las horas que obtenemos, lo que puede contribuir en gran medida a mejorar nuestra salud.

Descubre los superpoderes del sueño

No es exagerado decir que dormir bien mejora todos los sistemas de tu cuerpo.

Dormir bien equilibra las hormonas del hambre, lo que te ayuda a alcanzar tus objetivos de control de peso. Y no solo eso, fortalece el lóbulo frontal de tu cerebro, tu centro de toma de decisiones, para que puedas elegir alimentos más saludables.

El sueño también estimula tu sistema inmunológico y le permite a tu cuerpo combatir los gérmenes y reparar las lesiones.

Mientras descansas, tu corazón se recupera del esfuerzo. El sueño también ayuda a prevenir la acumulación de placa en las arterias y ayuda a regular la presión arterial durante el día.

El sueño adecuado le da a las neuronas de tu cerebro la oportunidad de descansar y repararse, para que puedas estar en la mejor forma mental posible durante el día. Dormir le da a tu cerebro la energía para seguir con las tareas complicadas y mejora tu memoria, el tiempo de respuesta y la capacidad para resolver problemas.

Dale un “cambio de imagen” a tu tiempo de descanso

Sabiendo lo importante que es el sueño para tu salud, revisa estas sugerencias sobre cómo mejorar tu descanso:

  • Haz todo lo posible por ir a la cama y despertar a la misma hora todos los días. Por supuesto que es recomendable que te ejercites entre 20 a 30 minutos al día, pero no un par de horas antes de acostarte.

  • Al menos dos horas antes de ir a la cama, apaga tu teléfono, computadora, televisión y cualquier otra pantalla. La luz azul de los dispositivos electrónicos pueden engañar a tu cerebro haciéndole creer que es de día y dificultando con esto el que te quedes dormido.

  • Evita la cafeína y la nicotina al final del día y no tomes bebidas alcohólicas justo antes de acostarte. En lugar de una copa de vino a altas horas de la noche, prueba el té de pasiflora. Esta planta aumenta el ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro, lo que relaja el sistema nervioso central y ayuda a lograr un mejor sueño.

  • Ashwagandha es otro suplemento que, cuando se toma a diario, se ha demostrado que puede ayudar a dormir mejor. Un estudio encontró que mejora el sueño tanto para las personas que experimentaban insomnio como para las que no lo sufrían.

  • Crea tu oasis de sueño agregando cortinas oscuras a tus ventanas y manteniendo la temperatura de tu habitación agradable y fresca.

  • Cuando necesites un poco de apoyo adicional para quedarte dormido, un suplemento de melatonina puede ayudar. La melatonina es una hormona que se produce naturalmente en el cerebro, por lo que tomar un suplemento unos 30 minutos antes de dormir puede ayudar a que nuestro cuerpo se relaje de la forma en que está diseñado hacerlo.

¡Empieza esta noche! Cualquier pequeño cambio para mejorar tu descanso es un paso importante hacia tu mejor salud.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.