ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A $75

ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A $75

¿Cómo Limpiar Mis Intestinos Naturalmente?

Una de las labores de nuestro organismo más subestimadas es la de evacuar los desechos. Lo damos por seguro y hasta nos avergüenza hablar del tema. Lo valoramos sólo cuando se convierte en un problema eventual y más aún si llega a ser algo crónico. Pero la verdad es que nuestra salud completa depende de que este proceso ocurra diariamente y de la manera más completa y sutil posible.

Intestinos limpios significa mayor absorción de los nutrientes de los alimentos, más energía, menos toxinas, una piel más radiante y luminosa, mejor calidad de nuestro sueño e incluso, un aliento más agradable. Por eso, si de vez en cuando tenemos problemas para evacuar el cuerpo, es bueno ayudar a los intestinos para que puedan hacerlo de manera saludable, sin poner en riesgo su buen funcionamiento. Veamos algunas ideas para lograrlo.

No corras por soluciones rápidas

Ojo, “limpiar” el cuerpo no significa correr por laxantes ni limpiezas realizadas al azar después de una comilona de aquellas para el récord Guinness. Una limpieza intestinal realizada por un especialista se justifica sólo en casos de procedimientos como una colonoscopia e idealmente en dos dosis para no afectar a largo plazo la microbiota intestinal (1). En tanto, los laxantes, que son de uso muy común (más de lo que se debería), aunque en su mayoría son seguros, eventualmente, sus compuestos pueden generar reacciones alérgicas o irritantes de la mucosa intestinal y sobre todo, pueden causar insuficiencia metabólica, ya que resuelven el problema en el momento, pero no permiten que el cuerpo se encargue de hacer su trabajo. (2)

Más fibra, ¡más fácil!

La idea es ayudar a que tu cuerpo recupere su ritmo naturalmente. Y para eso la fibra es vital, pues la mejor manera de empujar los desechos fuera del cuerpo es ¡barriéndolos! Y la fibra es experta en hacer la limpieza de nuestro “hogar”. Así como una casa limpia nos ayuda a estar mejor organizados, higiénicos y felices, un interior limpio y balanceado nos ayuda a mantener el peso, evitando la obesidad y otros problemas relacionados como enfermedades al corazón, accidente cerebrovascular, diabetes, hipertensión, colesterol y por supuesto, complicaciones gastrointestinales como reflujo, úlcera y los terribles estreñimiento y hemorroides. (3)

Lamentablemente en Estados Unidos tanto niños como adultos consumimos en promedio menos de la mitad de lo que necesitamos para que todo funcione en orden y eso explica muchos de los problemas de salud recién mencionados.

¿La solución? ¡Agregar fibra a diario! Al menos 25 gramos de fibra adicional al día puede ayudar a mejorar el estreñimiento ocasional. (4) Frutas y verduras frescas las contienen en abundancia, especialmente en productos como la alcachofa. También las legumbres y semillas como linaza y chía, que son fáciles de agregar en cualquier preparación dulce o salada. El nopal también es una excelente opción, ya sea fresco o como suplemento debido a que puede colaborar con el movimiento y depuración no sólo del intestino, sino también del hígado (5). Otra muy utilizada es la cáscara sagrada, aunque es bueno incorporarla paulatinamente para asegurarse de que no provoca malestar estomacal. El gran aporte de esta fibra es que promueve la contracción del colon, necesaria para la evacuación de los desechos. También se ha investigado que algunos tipos de fibra como el psyllium tienen efectos prebióticos en el organismo, estimulando algunas bacterias buenas que forman parte de la microbiota intestinal. (6)

Vuelve al elemento básico: agua

La fibra sola no sirve de mucho (incluso, puede obstruir) si no está acompañada de suficiente líquido que le permita hacer su tarea de limpieza. Parece algo tan obvio, pero por alguna razón solemos olvidar que el agua en su estado natural, pura, es absolutamente imprescindible para limpiarlo todo. Los estudios no se equivocan. Si a esos 25 gramos de fibra le sumamos entre 1.5 y 2 litros de agua al día, el estreñimiento será cosa del pasado. (4)

Protege tu comunidad intestinal

Puede que estés cansada de escuchar hablar de los probióticos, pero es que realmente ¡hacen tanto por nuestra salud! Así lo prueban decenas de investigaciones que se han enfocado en poner a prueba su apoyo para el universo de microorganismos que nos habita. Cada vez que los consumimos, estamos apoyando nuestra salud en general, empezando por nuestras defensas y qué decir de nuestra limpieza diaria, ¡son fundamentales! Pues se encargan de equilibrar y apoyar nuestro sistema digestivo, desechando y combatiendo lo que nos estorba, incluyendo los patógenos. (7)

La evidencia ha mostrado, entre otras cosas, que los probióticos ayudan a tratar y evitar la diarrea debido a la acción de antibióticos, así como mejoran el metabolismo de la lactosa, ayudan a disminuir el colesterol sérico y a mejorar la salud y buen funcionamiento intestinal en general, mejorando su calidad, lo cual también permite una mejor absorción de los nutrientes de los alimentos. Aunque todavía hay muchos aspectos que están bajo investigación, hasta ahora todos los efectos de los probióticos parecen extremadamente prometedores. (8)

Desintoxícate a diario, un paso a la vez

Caminar, moverte, aunque sea lentamente, funciona para tus intestinos… ¡Así de sencillo! Ejercicios que podemos hacer de pie en el mismo lugar o aeróbicos por supuesto que funcionan. Pero en ocasiones, cuando hay estreñimiento se hace difícil ese primer impulso que nos lleve al movimiento. Por eso debes saber que treinta minutos diarios de caminata suave o mediana son suficientes para activar tu metabolismo y ayudar a que todos esos puntos que acabas de leer realmente surtan efecto. (9, 10)

Pequeños pasos que pueden ayudar a mejorar tu tránsito intestinal para hacer que los desechos y toxinas fluyan de manera natural, sin causar malos momentos.

Seamos más livianos y saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio.

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.

Ofertas por tiempo limitado...

Ashwagandha

$14.98 ($29.95) ahorra 50%

Difenhidramina (3 Paquetes)

$6.95 ($8.95) ahorra 22%

Acetaminofeno (3 Paquetes)

$12.95 ($14.95) ahorra 13%

Ibuprofeno (3 Paquetes)

$12.95 ($14.95) ahorra 13%