Cómo Superar la Fatiga de Vivir en Pandemia

¿Te tiene harta el covid? ¿Estás cansada de alcohol y gel para las manos, de distanciamiento, falta de abrazos y rostros cubiertos? Pues no eres la única. Ya cumplimos un año desde que se declaró la pandemia del COVID-19 y todos estamos saturados y cansados, tanto mental como físicamente. Hemos tenido que hacer cambios y adaptar constantemente nuestra rutina a las novedades, avances y retrocesos. Para algunos, todo este “ajuste” ha sido una oportunidad para reinventarse y darle un giro a sus vidas, trabajos y prioridades. Para otros (la mayoría) fue y sigue siendo como un trabajo de parto, largo y doloroso en todos los sentidos. Por eso, queremos brindarte algunas sugerencias para ayudar a mitigar esa “covi-fatiga”.

Gánale al desánimo con buenas acciones

La falta de motivación es una sensación muy común hoy en día porque la fatiga mental y emocional que nos ha dejado toda esta batalla contra el virus produce desánimo, depresión, incertidumbre y mal humor, incluso, llegando en muchos casos a la agresividad (1). Y una forma de combatirla es realizando actos de bondad o agradecimiento, ayudando o sorprendiendo a otros. Puedes, por ejemplo, llevarle comida a los desamparados de tu área, tener un detalle con alguien que te ayuda en las tareas de tu casa o edificio, ofrecerte para caminar de vez en cuando el perro de un vecino, ayudar a algún familiar de edad avanzada o enfermo haciéndole las compras del mercado. En fin. Las buenas acciones no solo mejoran las relaciones con los demás, sino que a nosotros nos generan una sensación de bienestar, satisfacción y propósito que se refleja en la salud. (2)

Conéctate con la naturaleza

Expertos en salud mental aconsejan baños de bosque o shinrin-yoku, una práctica oriental, que implica simplemente conectarse con la naturaleza, como una terapia efectiva para cambiar de ambiente, relajarse, desconectar la mente y mejorar el estado anímico en general. Esto se debe a que esa conexión “verde” disminuye a corto plazo los marcadores de estrés, especialmente la hormona cortisol (3).

En Japón, de hecho, se ha creado una opción interdisciplinaria dentro de la medicina alternativa, ambiental y preventiva llamada “Medicina Forestal” que aprovecha los beneficios de la naturaleza en la salud humana, como la reducción de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y las hormonas del estrés, disminución de la ansiedad, depresión, ira, fatiga, confusión y aumento de la energía, entre otros. (4)

Aunque la terapia puede ser un ritual holístico muy efectivo, no necesariamente necesitas llevarlo a cabo tal cual y buscar un bosque en la montaña para que funcione. Basta con disfrutar de un parque, alrededor de tu vecindario, en un área natural o incluso, en tu propio patio. La clave está en poner más atención a la naturaleza, sus detalles y disfrutarlos conscientemente en el momento.

Llénate de colores

Otra forma de combatir el desánimo es probando actividades nuevas, aunque pensemos que nuestros talentos no dan para eso. Diversos estudios han probado la relación entre expresiones artísticas como la pintura o la música con mejor estado anímico y mejor salud, en general. (5)

Por ejemplo, pintar es una técnica muy relajante y fácil de llevar a cabo. Y si la creatividad no es lo tuyo, puedes hacerlo por números. La idea es poner el mismo color en los números que se indica en los modelos. Los diseños se pueden encontrar en cualquier tienda o a través de internet (busca: pintar por números).

Disminuye el estrés para apoyar tu mente

Prueba mejorar tu ánimo apoyando tu cerebro con opciones naturales como ashwagandha que ayuda a combatir precisamente esa sensación de agotamiento en nuestra mente, la ansiedad y promueve el equilibrio. Cinco estudios analizados en una revisión sistemática mostraron que su uso ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés. (6)

Ejercítate para recuperar fuerzas físicas y mentales

La fórmula más rápida y eficaz para restaurar la energía es el ejercicio. Infinidad de estudios han demostrado desde principios del siglo pasado la relación entre una mente sana y un buen estado anímico con la actividad física, ya que combate la depresión, el estrés y estimula las endorfinas u hormonas del bienestar en hombres y mujeres, a cualquier edad (7). Doctor Juan tiene una técnica simple, eficaz y fácil de llevar a cabo. Él la llama “El Diezmo”. Es ideal para comenzar un estilo de vida más activo de manera paulatina. Se trata de 10 minutos de ejercicio al menos un par de veces al día, con movimientos sencillos, pero que activen y mantengan trabajando tus músculos y corazón. Aquí tienes una idea de cómo realizar una rutina.

Refuerza tu energía

Cuando estamos desanimados y faltos de energía, es como si estuviéramos en un hueco, del que se hace difícil salir y retomar el camino. Para evitar enredarse en un círculo vicioso sin salida podemos ayudarnos con algunos suplementos que nos den ese impulso. Tal es el caso del ginseng que ayuda a sobreponerse de la fatiga mental y estimula la física. (8)

Un paso y un día a la vez.

¡Seamos más saludables, optimistas y vitales, juntos!

Tu equipo Santo Remedio

Comparte

Leer más