¡Extendido! 20% de descuento en todos los productos

¡Extendido! 20% de descuento en todos los productos

Cuando la ciencia aprueba el remedio: Zinc

Si le echas un vistazo a los pasillos de tu farmacia favorita, te darás cuenta de que hay varios productos que contienen zinc, asegurando que este puede acortar una enfermedad. ¿Esto es solo promoción o hay algo de verdad en el efecto del zinc en el sistema inmunológico?

Indaguemos para ver qué dicen los científicos al respecto.

¿Qué es el zinc?

El zinc es un nutriente que está involucrado en más de 300 procesos químicos de nuestro organismo. De hecho, es el segundo oligoelemento más abundante en el cuerpo, después del hierro. Es necesario para un sistema inmunológico robusto, así como para el crecimiento y desarrollo, además de la cicatrización de heridas. (1)

El zinc es esencial para tu bienestar, pero tu cuerpo no puede producirlo ni almacenarlo. Esto significa que debes garantizar una cantidad constante de zinc a través de lo que comes. Puedes obtenerlo de alimentos como carne de cordero, garbanzos, anacardos o cashews y espinacas, o bien, de un suplemento de calidad.

¿El zinc mejora mi sistema inmunológico?

La investigación muestra que sí.

Once ensayos sobre el efecto del zinc en el tratamiento de un resfriado común mostraron que, en promedio, su uso mientras las personas estaban enfermas, acortó la duración de los resfriados en un 36% (2). Eso significa que puedes volver al trabajo y a las actividades que disfrutas un par de días antes de lo que lo harías si no lo tomas.

Investigaciones adicionales encontraron que el zinc es más efectivo cuando se toma dentro de las primeras 24 horas de una enfermedad. (3)

¿Cómo actúa el zinc?

El zinc apoya el sistema inmunológico al desarrollar y activar linfocitos y neutrófilos, es decir, glóbulos blancos que atacan a los patógenos invasores. (4,5)

En un estudio de niños de 2 a 20 meses de edad, los científicos investigaron el efecto de los suplementos semanales de zinc en la tasa de neumonía y otras infecciones. Aquellos que tomaron zinc tuvieron 31% menos neumonía y 22% menos diarrea que el grupo de placebo. (6)

Además, los científicos estudiaron cómo el zinc podría ayudar a los pacientes ancianos que permanecen en un asilo. Aquellos que lo recibieron demostraron menor incidencia y duración de la neumonía, menor cantidad de nuevas prescripciones de antibióticos y una disminución en los días de uso de estos. (7)

La vida es lo suficientemente estresante sin la necesidad de que le agreguemos falta de aire y tos. Un suplemento que pueda aumentar tus niveles de zinc es un buen aporte para ti y tu familia.

Seamos más saludables juntos.

Tus amigos Santo Remedio

Referencias

[1] Prasad A. S. (1995). Zinc: an overview. Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.), 11(1 Suppl), 93–99.

[2] Hemilä H. (2017). Zinc lozenges and the common cold: a meta-analysis comparing zinc acetate and zinc gluconate, and the role of zinc dosage. JRSM open, 8(5), 2054270417694291. https://doi.org/10.1177/2054270417694291

[3] Hulisz D. (2004). Efficacy of zinc against common cold viruses: an overview. Journal of the American Pharmacists Association : JAPhA, 44(5), 594–603. https://doi.org/10.1331/1544-3191.44.5.594.hulisz

[4] Dardenne M. (2002). Zinc and immune function. European journal of clinical nutrition, 56 Suppl 3, S20–S23. https://doi.org/10.1038/sj.ejcn.1601479

[5] Shankar, A. H., & Prasad, A. S. (1998). Zinc and immune function: the biological basis of altered resistance to infection. The American journal of clinical nutrition, 68(2 Suppl), 447S–463S. https://doi.org/10.1093/ajcn/68.2.447S

[6] Brooks, W. A., Santosham, M., Naheed, A., Goswami, D., Wahed, M. A., Diener-West, M., Faruque, A. S., & Black, R. E. (2005). Effect of weekly zinc supplements on incidence of pneumonia and diarrhoea in children younger than 2 years in an urban, low-income population in Bangladesh: randomised controlled trial. Lancet (London, England), 366(9490), 999–1004. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(05)67109-7

[7] Meydani, S. N., Barnett, J. B., Dallal, G. E., Fine, B. C., Jacques, P. F., Leka, L. S., & Hamer, D. H. (2007). Serum zinc and pneumonia in nursing home elderly. The American journal of clinical nutrition, 86(4), 1167–1173. https://doi.org/10.1093/ajcn/86.4.1167

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.