El zinc puede estar bien escondido al final de la lista de suplementos y vitaminas de la A a la Z, pero es fundamental para las 300 enzimas de tu cuerpo que ayudan con la respuesta inmunitaria, la digestión, la formación de proteínas, el sistema nervioso y la salud ósea. ¡Incluso beneficia tu sentido del gusto y del olfato!

¿Estás consumiendo suficiente zinc? Aquí te explicamos por qué deberías hacerlo:

Apoyo al sistema inmunológico

El zinc es un poderoso mineral que estimula el sistema inmunológico, especialmente de los adultos a medida que envejecen. La investigación ha mostrado que aquellos que se suplementan con zinc durante un período de un año experimentan menos enfermedades que aquellos que no utilizan el suplemento.

El zinc apoya tu sistema inmunológico de muchas formas, pero una de las más destacadas es que refuerza el crecimiento y la salud de las células T de la sangre. Estas células detectan y combaten las bacterias y los virus que ingresan a tu cuerpo, por lo que mantenerlas en buena forma vale la pena para sentirse bien.

Además, los estudios han demostrado que el zinc ayuda a tu cuerpo a resistir la neumonía y otras infecciones.

Cicatrización de las heridas

El zinc es importante para el desarrollo y el crecimiento adecuados, y afecta la producción saludable de todo tipo de células en tu cuerpo. De hecho, tu organismo lo necesita para curarse a sí mismo.

Para estudiar los efectos del zinc en la cicatrización de heridas, los investigadores siguieron el tratamiento de personas con úlceras de pie diabético. Durante el estudio de tres meses, los participantes que consumieron zinc sanaron más rápido de sus úlceras.

Disminuye la inflamación

El zinc es un antiinflamatorio y antioxidante, por lo que puede ayudar a reducir los efectos negativos de la inflamación. De hecho, ayuda a mitigar el estrés oxidativo en tu cuerpo, lo cual es bueno porque este conduce a muchos problemas de salud crónicos como enfermedades cardíacas, presión arterial alta y artritis.

El zinc también forma parte del tratamiento de rutina para los pacientes que padecen degeneración macular relacionada con la edad.

Cómo obtener suficiente de este mineral

El zinc es un nutriente esencial, lo que significa que tu cuerpo no puede producirlo ni almacenarlo. Necesita obtener un suministro constante a través de suplementos y alimentación. Las fuentes alimenticias incluyen carne, mariscos, legumbres, nueces y semillas.

La forma más fácil de asegurarse de obtener todo lo que necesitas es encontrar un suplemento de zinc de alta calidad. Busca uno que contenga gluconato de zinc, porque tu cuerpo lo absorbe mejor.

Hazte un favor y revisa la cantidad de zinc que obtienes. Literalmente, todas las células de tu cuerpo te lo van a agradecer.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.