Somos grandes admiradores del inmenso apoyo que nos puede brindar la naturaleza para mantener y mejorar nuestra salud. Esa es nuestra piedra angular. Y dentro del abanico de ofertas que nos da, la cúrcuma es uno de nuestros caballitos de batalla, porque es un producto muy noble. Sin embargo, aunque un producto cuente con una legendaria “buena fama”, siempre nos basamos en la evidencia científica más moderna que la apruebe. Y sabemos que puede ser que a veces te confundas con aquello que lees en internet sobre la cúrcuma, especialmente acerca de su posible uso para bajar de peso. Por eso queremos aclararlo para que no crees falsas expectativas y en cambio, sepas cómo sacarle buen partido a esta especia.

Lo que se sabe: capacidad antiinflamatoria

Los beneficios que aporta principalmente la curcumina, el ingrediente más destacado de la cúrcuma, se enfocan en su capacidad para apoyar la respuesta del cuerpo a la inflamación. Y para que realmente pueda ser aprovechada a cabalidad se necesita unir a otro producto: la piperina, que contiene la pimienta negra. De esa manera puede ser mejor absorbida y hacer un buen trabajo.

Pero, ¿ayuda con el peso o no?

Hay algunos estudios que en los últimos años han tratado de comprobar si realmente existe este vínculo entre el consumo de cúrcuma y menos peso/masa corporal. Lo que se ha visto hasta ahora es, por lo general, que las personas que padecen de exceso de peso y obesidad también sufren de inflamación. La cúrcuma, al apoyar la respuesta a la inflamación podría tener cierta repercusión en la relacionada al tejido adiposo, lo cual podría sumarse a todos los esfuerzos que hacemos cuando tratamos el peso. Pero ojo, por sí solo nada hace el milagro.

El año 2019, por ejemplo, en la revista Frontier in Pharmacology se publicaron los resultados de una revisión sistemática y metanálisis de ensayos para evaluar el posible efecto de la curcumina en el peso de pacientes con presión arterial, azúcar en la sangre y colesterol altos, entre otras cosas. En total, se consideraron 21 estudios sobre un total de 1.604 personas y los resultados mostraron que al menos en este tipo de pacientes, la curcumina tiene ciertos efectos positivos, pero no disminuye el ancho de cadera. (1)

Por otro lado, también hay pequeños estudios que han mostrado que la curcumina podría colaborar en algunos problemas intestinales, también relacionados a la inflamación. Aunque esto resulta muy prometedor y puede explicar el hecho de que alguna persona que acostumbra consumir cúrcuma sienta menos hinchazón, asuma que se trata de una baja de peso, todavía falta mucha investigación al respecto. (2)

En resumen…

En ningún caso significa que la exótica cúrcuma sea una especia que nos puede quitar las libras de encima. Su ayuda sigue siendo en el apoyo que brinda para enfrentar la inflamación.

Debemos ser honestos con nosotros mismos y tener en cuenta que cuando tenemos exceso de peso siempre hay varios factores que lo causan: consumo de más calorías de las necesarias, poca actividad física, muchos carbohidratos en la dieta, poca fibra, entre otros. Y si dejamos pasar el tiempo, eso se va complicando con el desarrollo de otros aspectos que complican más las cosas cuando queremos perder esas libras, como el colesterol, azúcar altos y la inflamación.

Triste, pero no hay píldora ¡ni especia mágica que funcione a largo plazo! Nos guste o no, el peso es un problema integral que requiere un enfoque igual: dieta + actividad física + buen descanso + alimentación adecuada + elecciones correctas. Si lo prefieres en verso: los esfuerzos aunados siempre dan buenos resultados.

Seamos más saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.