¿Sabías que tu cuerpo produce hasta 1,5 litros de saliva todos los días? No es de extrañar que parte de esta termine empapando tu almohada durante la noche.

Babear no es algo para avergonzarse y entender por qué te puede estar pasando te ayudará a mantener una buena salud. Mira nuestra lista con las razones más comunes para el babeo nocturno:

Posición para dormir

Al igual que el resto de tu cuerpo, la boca y los músculos para tragar se relajan cuando estás en un sueño profundo. Es posible que tragues con menos frecuencia, lo que hará que la saliva se acumule en la boca. Si duermes boca abajo o de costado, el líquido sale fácilmente de la boca.

Hipersalivación

Cuando tus glándulas salivales producen un exceso de saliva, experimentas hipersalivación. Esto tiene varias causas:

  • Alergias: Estás acostumbrada a la picazón en los ojos y a la secreción nasal que vienen con las alergias estacionales, pero estas también pueden hacer que tu boca produzca demasiada saliva.

  • Acidez del estómago: El ácido del estómago vuelve a subir al esófago, por lo que produce más saliva para eliminar el efecto irritante.

  • Apnea del sueño: Este trastorno nocturno provoca interrupciones en la respiración mientras duermes porque las vías respiratorias están bloqueadas. La respiración irregular puede provocar un exceso de producción de saliva. También es extremadamente malo para tu salud. Si babeas por la noche, asegúrate de que te examine un profesional para detectar apnea del sueño. Tu babeo podría salvarte la vida.

  • Efecto secundario de algunos medicamentos: Se sabe que ciertas medicinas, especialmente las que tratan afecciones psiquiátricas y la enfermedad de Alzheimer, aumentan la producción de saliva.

Enfermedad

Los senos nasales estrechos o inflamados por un resfriado pueden causar congestión, por lo que debes respirar por la boca. Y al abrir la boca, sale la saliva.

Si tienes faringitis estreptocócica u otra enfermedad: Esto hace que tragar sea doloroso y es posible que babees más por la noche porque, para minimizar la incomodidad, el cuerpo traga con menos frecuencia.

Disfagia

Se produce cuando una persona tiene dolor o dificultad para tragar. Las personas que sufren un accidente cerebrovascular, ELA (enfermedad de Lou Gehrig), parálisis de Bell u otros trastornos neurológicos pueden tener más dificultades para tragar. Luego, la saliva se acumula y se derrama por la boca.

¿Cómo lo soluciono?

Tu médico puede ayudarte a tratar el babeo debido a una enfermedad o afección, pero hay algunas cosas que puedes probar ahora mismo para ver si logran disminuir el flujo de saliva:

Duerma boca arriba

Ponte en una posición que haga que la ruta de escape más fácil para el exceso de saliva sea por la garganta.

Controla tus alergias

Para eliminar los alérgenos que puedas haber recogido afuera, toma una ducha rápida antes de acostarte y enjuaga tus senos nasales con una solución salina. Revisa tu cama y alrededor de esta para ver si hay polvo, pelos de mascotas u otros posibles alérgenos.

Usa difenhidramina

Es un tratamiento eficaz de venta libre para las alergias que bloquea las histaminas y otras sustancias químicas que tu cuerpo libera en una reacción alérgica.

Protege tu sistema inmunológico

Ayuda a tu cuerpo a combatir los gérmenes con una base de suplementos que estimulan el sistema inmunológico, como zinc, equinácea, vitamina C y quercetina.

Modifica tu dieta

el alcohol y los alimentos ácidos pueden aumentar la producción de saliva, así es que disminúyelos si babear se ha convertido en un problema para ti. Beber mucha agua te ayudará a regular la cantidad de saliva que produces.

Probablemente, con estas sugerencias, la próxima vez que babees será frente a una tentadora parrillada de verano.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.