ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A $75

ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A $75

¿Puede la Grasa Ser Buena Para Mí?

Las dietas bajas en grasas son muy populares y se promocionan para ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y la obesidad. Pero existe otra gran verdad sobre la grasa de la que la gente no siempre habla: y es que esta puede ser también buena para ti.

¿Eso significa que hay carta blanca para papas fritas y chicharrones? Lamentablemente no, pero aquí hay una sencilla guía sobre las grasas que mejoran tu salud y las que la perjudican.

No todas las grasas son iguales

La grasa es esencial para tu cuerpo, especialmente para tu corazón y tu cerebro. También te ayuda a absorber vitaminas.

Pero debido a que algunas son peligrosas para la salud, las grasas buenas se incluyeron en la lista de las malas. Por eso vamos a aclarar su mala fama.

Cuando decir sí a la grasa

  • Ácidos grasos omega-3: Son fundamentales para el cuerpo, porque reducen el riesgo de enfermedad cardíaca y ayudan a regular la presión arterial. No solo eso, también ayudan a combatir la obesidad, la diabetes y son buenos para el cerebro, los ojosy los huesos.

Alimentos que tienen Omega-3:

  • Pescado, como salmón, caballa o sardinas

  • Nueces

  • Semillas de linaza y chía

Seamos honestos, la mayoría de nosotros no comemos estos alimentos a diario y no obtenemos suficientes ácidos grasos omega-3. Un suplemento es una manera eficaz, confiable y fácil de obtener esta grasa esencial y saludable para el corazón. *

Grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas: estas grasas, generalmente líquidas a temperatura ambiental, se encuentran en aguacates, nueces, aceite de oliva y aceites vegetales. Estas pueden reducir los niveles de colesterol. Aunque son buenas para ti, todavía tienen un alto contenido de calorías, así es que vigila su ingesta.

Cuando decir “a veces” a la grasa

Grasas saturadas: Las grasas saturadas son naturalmente sólidas a temperatura ambiental. Por ejemplo, la mantequilla, el aceite de coco, los cortes grasos de carne y los productos lácteos enteros. Una pequeña cantidad de grasas saturadas (aproximadamente el 10% de tu ingesta de calorías diarias) está bien. Puedes sustituir frecuentemente las grasas saturadas por monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Cuando decir no a la grasa

Aceites parcialmente hidrogenados, también conocidos como grasas trans: Estas grasas se alteran químicamente para permanecer sólidas a temperatura ambiental, lo que les da una vida útil más larga. Esto es excelente para los bolsillos de los fabricantes de alimentos, pero no para ti, ya que aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y accidente cerebrovascular.

Alimentos que contengan aceites parcialmente hidrogenados que debes evitar:

  • Manteca y margarina

  • Productos horneados como tortas, pasteles y donas

  • Masas refrigeradas

  • Comida frita

Ten cuidado, porque incluso, los alimentos aparentemente inofensivos, como las palomitas de maíz para microondas, el pan y la pizza congelados, contienen grasas trans, ¡así es que revisa muy bien las etiquetas de los productos antes de comprarlos!

Ahora que conoces las diferentes grasas, puedes comprar y comer con confianza, sabiendo que estás haciendo grandes avances hacia un corazón y un cuerpo más sanos.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.

Ofertas por tiempo limitado...

Ashwagandha

$14.97 ($29.95) ahorra 50%

Difenhidramina (3 Paquetes)

$6.95 ($8.95) ahorra 22%

Acetaminofeno (3 Paquetes)

$7.95 ($9.95) ahorra 20%

Ibuprofeno (3 Paquetes)

$7.95 ($9.95) ahorra 20%