¡Solo Hoy! 20% de descuento en todo nuestro Cuidado de la Piel

¡Solo Hoy! 20% de descuento en todo nuestro Cuidado de la Piel

¿Qué Tan Bueno es Tomar Jugos Verdes para Mi Salud?

La moda green no es solo un asunto medioambiental, sino también de buena nutrición. Y no puede haber un “juice bar” que se considere top en cualquier ciudad sin que ofrezca las versiones más originales de jugos verdes. Así como las dietas de moda suelen tener varias opciones tentadoras y deliciosas. Pero, ¿son realmente efectivos para bajar de peso y para mejorar nuestra salud? ¡Claro! Lo son cuando están hechos como corresponde y se toman en los momentos adecuados. Por eso, vamos a aclarar los principales errores para que aprendas a sacarle el mejor provecho a este elixir de vegetales.

Los beneficios de los jugos verdes:

  • Aportan gran cantidad de antioxidantes, enzimas, vitaminas, minerales y otros nutrientes que llegan de manera más directa al torrente sanguíneo.

  • Sumamos varias porciones de frutas y verduras de una vez. Y mientras más consumimos, más probabilidades de mejorar nuestra salud y disminuir la muerte prematura.

  • Disminuyen el colesterol, pueden prevenir enfermedades cardíacas, bajan la presión arterial, mejoran los perfiles de lípidos en sangre, desintoxican el organismo, tienen efecto diurético y revitalizan el organismo. También disminuyen el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, pues tienen efectos antiinflamatorios. (1)

  • Mientras menos diluido esté el jugo, más beneficioso. (2)

  • Los jugos también mejoran la digestión al actuar como prebióticos apoyando la microbiota o flora intestinal. Un estudio en ratas demostró que basta tres días de jugos incluidos en la dieta para mejorar aspectos como el control del peso, la dilatación de los vasos y la disminución de la oxidación de la grasa. (3)

Mira qué mezclas y te diré qué tan bueno es

No se trata de mezclar todo lo que tienes en tu refrigerador o tu cocina para considerarlo un jugo verde saludable. El primer error de las novatas preparando jugos es agregarle varias frutas dulces para hacerlo más sabroso. ¡Con eso dañamos el objetivo! Pues agregamos azúcar innecesaria. Sabemos que lo más probable es que al principio, el sabor de un jugo verde te resulte desagradable. Pero hay que saber escoger las frutas y con cuáles vegetales pueden ser combinadas.

Las mejores opciones para ese toque dulce

Las frutas más populares y beneficiosas para usar son: piña, naranja, mango y especialmente manzanas de cualquier color, pera y frutos del bosque (arándanos, fresas, frambuesas y moras) que tienen menos azúcar. No deberías usar más de una fruta por jugo. Si estás empezando a prepararlos y no quieres equivocarte en la elección y la mezcla, debes saber que las opciones más seguras son las peras y las manzanas, combinables con todos los vegetales.

No te estanques con los mismos vegetales

Si bien no todos los vegetales saben igual de deliciosos, la idea es no estancarse en las mismas combinaciones. Y no solo para no aburrirse, sino porque algunos como el perejil, ruibarbo, remolachas y especialmente las espinacas contienen ácido oaxálico u oxalato que inhibe la absorción del calcio, y puede ser dañino para los riñones, para el cerebro y el corazón (4,5). Varía entre col rizada, rúcula, berros y otros que te gusten. El pepino y el apio contienen muchísima agua y son muy versátiles.

¿Batido o jugo?

Un batido verde contiene fibra y también agua para que se procese. La fibra ayuda a mejorar la digestión y a mantener la saciedad por más tiempo. En cambio, un jugo, prensado, obtiene solo el líquido y los nutrientes de los vegetales. Puede ser que prefieras uno o el otro. Nuestra sugerencia es alternarlos para que puedas obtener el máximo de beneficios de ambos y poco a poco consumirlos se convierta en parte de tu rutina.

Complementarlos con las opciones correctas

Si quieres agregar la cuota de grasas y proteínas vegetales para hacerlo más completo como batido, por ejemplo, puedes optar por semillas como chía, linaza y frutos secos como almendras o anacardos. También puedes agregar nopal, ya sea fresco o como suplemento. Es una buena opción especialmente si prefieres los jugos prensados, para sumar fibra sin siquiera sentirla.

No lo mezcles con alimentos ni en reemplazo de una comida

El jugo verde para reemplazar una comida fuerte o tu porción de ensalada no sirve de mucho y puede ser perjudicial a largo plazo. Lo mejor es tomarlo a media mañana o media tarde, entre comidas, con el estómago vacío, para una mejor absorción de sus nutrientes. Y no dejes de comer tus comidas saludables.

Prepáralo ¡y bébelo!

Preparar litros y litros de jugo verde para beberlo durante la semana no funciona. Una de las claves es prepararlo y beberlo de inmediato. Recuerda que las frutas y verduras se oxidan cuando entran en contacto con el aire. Por lo tanto, mientras más tiempo los dejas, menos beneficios obtendrás. Si no lo bebes todo, guarda el resto en el refrigerador en un frasco de vidrio, bien tapado, por un máximo de 24 horas.

Un pequeño tip para hacer que no se oxide tan rápido y de paso, hacerlo más agradable, es agregar un poco de zumo de limón, ya que retarda la oxidación. También puedes agregar unas hojas de menta o albahaca fresca para darle un toque más fresco y distinto.

Si todavía no eres fanática de los jugos verdes, pruébalos. Sin duda, bien hechos, serán un escalón más hacia tu bienestar total.

Seamos más saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.