Algunos dicen que meditar se trata de poner la mente en blanco. Otros creen que es un ritual esotérico. Pero no tiene que ver con eso. La meditación, aunque es una práctica con un sentido originalmente espiritual, se ha convertido en una de las mejores herramientas para calmar la mente y con eso, poner en orden el cuerpo, para que funcione de manera más adecuada y saludable, en total sintonía.

Si has revisado el sistema de pérdida de peso Entalla seguramente has visto que la sugerencia de meditar al menos 5 a 10 minutos al día forma parte del plan, de la misma manera que la actividad física y el tiempo de sueño. ¿Por qué? ¿Qué tiene que ver la meditación con esas libras que sobran? ¡Muchísimo! No se trata de que meditar nos haga bajar de peso, pero tiene varios beneficios que apoyan el proceso.

Lo que dice la ciencia

La investigación ha demostrado que el mismo proceso que realizan en oriente desde hace miles de años para entrenar la mente y lograr un estado de consciencia, y que hoy conocemos como meditación de atención plena, tiene múltiples beneficios en la salud física, en la psicológica y en el manejo de nuestros hábitos (1), lo cual puede afectar positivamente la pérdida de peso.

  • En un pequeño estudio realizado en una una universidad del noroeste de Estados Unidos se le pidió a 46 personas que durante seis meses mantuvieran una alimentación diaria entre 1200 a 1550 calorías, realizaran también unos 300 minutos de ejercicio a la semana y a 22 de ellas, además, se les pidió que hicieran sesiones de meditación de atención plena. Después de seis meses, quienes incorporaron la meditación tuvieron mejores resultados, perdiendo, en promedio, 6.1 libras, debido a que tomaban mejores decisiones alimentarias y a que lograban manejar mejor las estrategias para lograr la meta de perder peso, tales como el cumplimiento de sus rutinas de ejercicio. (2)
  • Otro estudio realizado en Brasil, evaluó el efecto de la meditación sobre la pérdida de peso y la circunferencia de la cintura en mujeres con sobrepeso y obesidad, que estaban tratando de mejorar su condición física. Todas las mujeres se sometieron a un tratamiento estándar de pérdida de peso y un grupo de estas, además, realizó un programa de meditación curativa. Después de 8 semanas, este grupo tuvo la mayor reducción de peso corporal y de circunferencia de la cintura. (3)

¿Por qué ocurre esto?

No te confundas con la idea de que solo con “meditar” vas a perder peso. No se trata de eso. Las investigaciones han mostrado que cuando esta práctica se “suma” a tratamientos que incluyen mayor actividad física, un descanso adecuado y buenos hábitos alimenticios (como se sugiere en Entalla), entonces es cuando ocurre la magia. Esto, principalmente:

  • Porque la meditación utiliza ejercicios de respiración, los cuales ayudan a manejar el nivel de estrés, disminuyendo la secreción de hormonas que favorecen el exceso de peso, como el cortisol, y otros procesos endocrinos que están relacionados con la obesidad (1). Además de motivar a cambios positivos en el comportamiento relacionado a la alimentación. (4)
  • Junto con aumentar la relajación, se produce un mayor autocontrol, incluyendo un aumento en la sensación de saciedad y control de las porciones de comida. (1)
  • Además, esta práctica motiva a estar más consciente de nuestro cuerpo, así como de los procesos emocionales y mentales que nos llevan a comer sin control, a caer en tentaciones de comida chatarra o a renunciar a nuestras metas. Por ejemplo, se ha visto que la meditación constante puede ayudar a evitar los atracones de comida. Una revision de 14 estudios demostró que efectivamente ayuda a disminuir la ingesta de comida emocional, mejorando la pérdida de peso (5). Comenzamos a estar más conscientes de que a veces la tristeza, la rabia, incluso, el aburrimiento nos llevan a comer por comer. De esa manera, aprendemos a manejar esos estados anímicos y a reemplazarlos por actividades productivas.

¿Debo meditar como toda una experta para que funcione?

No es necesario convertirse en yoguini o subir los Himalayas para lograr beneficiarse de la meditación. Hay diferentes técnicas que puedes usar, tales como:

Escanear tu cuerpo: Mientras respiras, mentalmente vas recorriendo cada zona y parte de tu cuerpo, reconociendo su importancia, imaginando su buen funcionamiento, tomando consciencia de las sensaciones que experimentas y visualizando su buen funcionamiento.

Otras terapias combinan la meditación, movimiento y respiración, como el Qi Gong, el cual se ha visto que puede ayudar a mejorar la digestión, aumentar el metabolismo y con esto, estimular también la pérdida de peso (1). Puedes buscar clases en línea o un entrenador en esta terapia que te ayude.

Hay expertos en el uso de la meditación para el manejo del peso y un mayor bienestar que, sin embargo, sugieren comenzar con una meditación simple de 5 minutos, que se vaya incrementando poco a poco. Basta con sentarse o recostarse en un lugar cómodo, comenzar a respirar y exhalar de manera consciente y repetir mentalmente pensamientos positivos respecto a tu objetivo de pérdida de peso, tu salud, los alimentos que comes, el propósito de tu alimentación y todas aquellas frases amables que vienen a tu mente. Lo importante es destinar diariamente un tiempo a esta práctica. Es un autoregalo que tu cuerpo y tu mente sabrán retribuir.

Como ves, la meditación simple puede ser una invaluable aliada para mejorar la disciplina, la fuerza de voluntad y por supuesto, para mantener la motivación en tu ruta hacia la pérdida de peso. Si aún no lo has hecho, revisa el plan Entalla para ayudarte a dar ese primer paso y encontrar todas las herramientas y productos de apoyo para lograr un cambio radical en tu estado de salud, físico y mental.

Seamos más saludables juntos.

Tu equipo Santo Remedio

 

Referencias

1. Mary Koithan. Mind-Body Solutions for Obesity. J Nurse Pract. Author manuscript; available in PMC 2010 Jan 1.Published in final edited form as: J Nurse Pract. 2009; 5(7): 536–537. doi: 10.1016/j.nurpra.2009.05.012
URL: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2764526/


2. Kathleen C Spadaro, Kelliann K Davis, Susan M Sereika , Bethany B Gibbs, John M Jakicic, Susan M Cohen  Effect of mindfulness meditation on short-term weight loss and eating behaviors in overweight and obese adults: A randomized controlled trial. J Complement Integr Med. 2017 Dec 5;15(2):/j/jcim.2018.15.issue-2/jcim-2016-0048/jcim-2016-0048.xml. doi: 10.1515/jcim-2016-0048.
URL: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29211681/


3. Cynthia Sampaio, Guilherme Magnavita, Ana Marice Ladeia. Effect of Healing Meditation on Weight Loss and Waist Circumference of Overweight and Obese Women: Randomized Blinded Clinical Trial Randomized Controlled TrialJ Altern Complement Med. 2019 Sep;25(9):930-937. doi: 10.1089/acm.2019.0092. Epub 2019 Aug 2.
URL: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31373827/


4. Cynthia Vieira Sanches Sampaio, Guilherme Magnavita, Ana Marice Ladeia. Effect of Healing Meditation on stress and eating behavior in overweight and obese women: A randomized clinical trial. Randomized Controlled Trial. 2021 Nov;45:101468. doi: 10.1016/j.ctcp.2021.101468. Epub 2021 Jul 30.
URL: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34352597/


5. Shawn N Katterman, Brighid M Kleinman, Megan M Hood, Lisa M Nackers, Joyce A Corsica Mindfulness meditation as an intervention for binge eating, emotional eating, and weight loss: a systematic review Review. 2014 Apr;15(2):197-204. doi: 10.1016/j.eatbeh.2014.01.005. Epub 2014 Feb 1.
URL: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24854804/

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.