¿Te podrías imaginar a Dr. Juan padeciendo de un problema como hígado graso? No, ¿verdad? Pues déjanos contarte que lo padece y de hecho, él mismo lo compartió en sus redes sociales. Y es que la inflamación del hígado debido al exceso de grasa se trata de un problema más común de lo que quisiéramos en nuestra comunidad, aunque muchos ni siquiera lo saben.

Aquí les dejamos su vídeo:

Doctor Juan acudió a una revisión médica para ver qué estaba pasando con su vesícula, que le estaba dando algunas molestias y se encontró con la sorpresa. Si bien es cierto, hay factores como la obesidad, azúcar alta, triglicéridos y el exceso de alcohol, que favorecen un hígado graso, hay personas que lo desarrollan por factores genéticos que las predisponen, como es el caso de Dr. Juan. Para detectarlo se necesita acudir al médico para que ordene exámenes de laboratorio que permitan medir las enzimas hepáticas y un ultrasonido del hígado.

¿Qué hacer?

Normalmente no es grave, aunque en ciertos casos puede complicar la salud en general, porque, por ejemplo, aumenta el riesgo de problemas cardíacos y puede llegar a impedir el funcionamiento del hígado.

Como te mencionamos en otros artículos sobre el hígado graso, no existe un medicamento para tratar este problema. Pero, podemos ayudar a controlarlo:

  • Bajando de peso.

  • Controlando el azúcar y la resistencia a la insulina.

  • Realizando ejercicio aeróbico que ayude a alcanzar y mantener el peso ideal.

Algunos productos que también pueden ayudar son:

  • Vitamina E, entre 800 y 900 unidades diarias de tipo natural, no sintética, pueden colaborar removiendo la grasa y disminuyendo la inflamación. (1)

  • Nopal: No ayuda a eliminar la grasa, pero podría colaborar disminuyendo el azúcar en la sangre. (2)

  • Arroz de levadura roja: puede ayudar a disminuir el colesterol. (3)

  • Omega 3: puede colaborar disminuyendo la inflamación del hígado. (4)

  • Té de Jamaica: Hay estudios que muestran que puede puede actuar como adyuvante en la prevención del hígado graso. (5)

Prueba esta deliciosa receta que puede sumar esfuerzos en el control del exceso de grasa e inflamación en tu hígado.

Ingredientes:

  • 1 1/2 taza de agua recién hervida

  • 1 bolsa de té de Flor de Jamaica

  • 1 taza de papaya madura cortada en cuadritos (puedes usar congelada)

  • 1 cucharada de semillas de cardo de leche (milk thistle)

  • 1 cápsula de arroz de levadura roja (abre la cápsula y usa su contenido)

  • 1 cápsula de nopal (abre la cápsula y usa su contenido)

Preparación:

Prepara el té de Jamaica con el agua como de costumbre. Déjalo reposar hasta que enfríe.

Luego, ponlo junto al resto de ingredientes en la licuadora hasta que quede cremoso. Puedes agregar hielo si gustas o más agua, según la consistencia que desees. Bébelo de inmediato.

Puedes beberlo una vez al día. Si no tienes semillas de cardo de leche puedes usar té, junto al té de Jamaica.

¿Por qué ayuda?

Todos los ingredientes colaboran de alguna manera en desintoxicar el hígado. Además, el cardo leche (o milk thistle):

  • Se encarga de nutrir y proteger el hígado y también la vesícula.

  • Limpia las toxinas.

  • Baja los niveles de glucosa.

Su principal mecanismo para hacer todo esto se debe a que cuenta con una proteína que ayuda a producir en el hígado mayores cantidades de glutation, un antioxidante que protege de la inflamación. (6)

La papaya es una de las mejores frutas para apoyar el hígado graso debido a la cantidad de fibra que posee y a sus enzimas como la papaína. (7)

Cuida tu hígado para que tu salud en general no se resienta.

Seamos más saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.