Remedios Naturales para Aliviar la Migraña

Cualquier persona que sufre de migraña lamentablemente sabe que esta puede tumbarnos durante un día completo o todavía peor, atormentarnos con dolor de cabeza y náuseas. Ni qué decir de la sensibilidad a los ruidos, las luces y los olores que provoca. Nadie tiene tiempo para eso. Si bien no existe una cura instantánea para la migraña, aquí hay algunas formas naturales y científicamente estudiadas para aliviar el dolor.

Aceite de lavanda o menta

El aceite de lavanda se usa comúnmente como ayuda para la relajación y el sueño, pero, ¿sabías que puede ser efectivo para aliviar el dolor? En un estudio de personas con migrañas, el 70% de los participantes dijeron que la inhalación de aceite de lavanda redujo el dolor en 2 horas.

Otro estudio mostró que las personas que recibieron terapia con lavanda durante tres meses notaron que tenían menos migrañas.

El aceite de menta es otra opción. Los estudios han demostrado que el mentol, presente en el aceite de menta, puede ayudar a aliviar el dolor de la migraña, así como las náuseas y la sensibilidad a la luz y al sonido.

Pon unas gotas de uno de los aceites en una olla de agua hirviendo e inhala el vapor o masajea tus sienes con un par de gotas de cualquiera de estos aceites.

Acupresión

La acupresión significa que una persona aplica presión en puntos específicos de su cuerpo para ayudar a aliviar el dolor. Esta práctica se ha utilizado durante miles de años en las culturas asiáticas y la investigación científica moderna se está poniendo al día con su eficacia.

Estudios de todo el mundo han demostrado que la acupresión es un tratamiento eficaz para las migrañas. Una investigación en particular encontró que las personas que recibieron acupresión experimentaron muchísimo menos náuseas provocadas por la migraña.

La mejor manera de beneficiarse de este tratamiento sin medicamentos es visitando un médico que se especialice en esta terapia y tenga experiencia en el tratamiento de las migrañas. Sin embargo, existen algunas técnicas básicas que puedes probar en casa.

Intenta aplicar una presión suave y sostenida entre las cejas, justo por encima de la nariz. Otro ejercicio consiste en pellizcar las palmas de las manos en el punto entre el pulgar y el índice.

Magnesio

La deficiencia de magnesio en el cuerpo se ha relacionado con dolores de cabeza y migrañas. Paralelamente, los investigadores han visto que aumentarlo puede aliviar ese terrible dolor, especialmente asociado con los ciclos menstruales.

La mejor manera de obtener suficiente magnesio es a través de la dieta. Las verduras de hojas verdes como la espinaca y la acelga tienen mucho magnesio, al igual que las nueces y los aguacates. El postre incluso, podría ayudar. El chocolate negro con al menos un 70% de cacao es una fuente deliciosa de magnesio; un cuadrito te puede proporcionar 64 mg. Es una forma bastante agradable de ayudar a controlar una migraña.

También puedes probar un suplemento de magnesio, pero el tipo que escojas puede marcar una gran diferencia. Asegúrate de encontrar óxido de magnesio. El citrato de magnesio se usa para tratar el estreñimiento. Si los confundes, puedes tener un doble problema.

Prevención

La mejor forma de combatir una migraña es previniéndola. Aquí tienes algunas sugerencias para hacerlo:

  • Lleva un diario o agenda de los alimentos que consumes para anotar si sufres de algún desencadenante alimentario que genera la migraña. Los desencadenantes más comunes son el alcohol (especialmente el vino tinto), algunos quesos y alimentos procesados que incluyen el potenciador de sabor MSG.

  • Reduce tu estrés. Esto puede parecer imposible durante una pandemia, pero la respiración profunda, los estiramientos suaves o la meditación durante 10 minutos pueden reducir tu nivel de estrés.

  • Observa si el clima o los cambios hormonales te causan migrañas. Si descubres que lo hacen, puedes planificar con anticipación y comenzar el tratamiento los días previos para evitar los peores síntomas.

Si tienes suerte, con estas sugerencias podrás cortar la migraña de raíz y dedicarte a las actividades que realmente disfrutas hacer todos los días.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos Santo Remedio

Comparte

Leer más