¿Tengo un Problema de Tiroides?

Muchas personas no saben qué es la tiroides y el importante papel que puede tener en su salud. Estamos aquí para responder todas tus inquietudes sobre el tema.

¿Qué es la tiroides ?

Tu tiroides es una glándula con forma de mariposa del tamaño de una moneda ubicada en la parte delantera de tu cuello. Su función es secretar una hormona llamada tiroxina (también llamada T4) que afecta a todos los tejidos de tu cuerpo. Las hormonas tiroideas gobiernan el metabolismo, la función cardíaca y muscular y el mantenimiento de los huesos.

Problemas comunes de tiroides

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una afección en la que la tiroides no produce suficiente hormona. En los Estados Unidos, casi 5 de cada 100 personas mayores de 12 años experimentan hipotiroidismo, aunque es más común en mujeres y adultos mayores de 60 años. La buena noticia es que la mayoría de los casos son leves.

El hipotiroidismo también puede ser causado por la Tiroiditis de Hashimoto, un trastorno autoinmune en el que el cuerpo ataca su propia tiroides. El hipotiroidismo también puede ser el resultado de un daño a la tiroides por radioterapia o extirpación quirúrgica.

Si tienes hipotiroidismo, es posible que tengas síntomas como aumento de peso, piel y cabello secos, fatiga y dolor en las articulaciones y los músculos.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo, lo opuesto al hipotiroidismo, ocurre cuando la glándula tiroides está hiperactiva y produce demasiada T4. Aproximadamente el 1% de las mujeres en los Estados Unidos enfrentan este problema y este número aumenta con la edad. Es menos común entre los hombres.

La causa más común de hipertiroidismo es la enfermedad de Graves, un trastorno autoinmune que hace que la tiroides trabaje más de lo debido. Otra causa es el bocio (tiroides agrandada), generalmente, como resultado de una deficiencia de yodo.

Las personas con hipertiroidismo pueden experimentar inquietud, aceleramiento del corazón, debilidad muscular y pérdida de peso.

¿Tengo un problema de tiroides?

El problema de la tiroides más probable es que esta no produzca suficientes hormonas. Si experimentas un aumento de peso inexplicable o fatiga, debes consultar a tu médico para que controle tus niveles de tiroides.

Después de un simple examen físico, tu médico realizará algunos análisis de sangre de rutina para detectar tus niveles de T4 y la hormona estimulante de la tiroides (THS), la hormona asociada a la T4 que se produce en la glándula pituitaria. Si estos niveles están fuera de balance, tu médico discutirá contigo las opciones de tratamiento.

Apoyando una tiroides saludable de forma natural

Mientras trabajas con tu médico, es importante controlar los otros factores que pueden afectar tu tiroides, como el estrés y la nutrición. Esfuérzate diariamente en disminuir el estrés, incluyendo la realización de técnicas de respiración profunda, meditación y ejercicio regular. El sueño adecuado es imprescindible para una tiroides saludable. Los cambios en el estilo de vida pueden ser difíciles, pero son, en gran medida, el tratamiento más eficaz (y más económico) para muchas áreas de tu salud.

La insuficiencia de nutrientes también puede afectar negativamente a la tiroides, especialmente la falta de yodo. Considera agregar un multivitamínico de calidad a tu rutina diaria para asegurar que tu cuerpo tenga suficientes micronutrientes para apoyar la función tiroidea.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Comparte

Leer más