¡Extendido! 20% de descuento en todos los productos

¡Extendido! 20% de descuento en todos los productos

Hábitos mañaneros para tener un día ¡espectacular!

¿Cómo te levantas por la mañana? ¿Das un salto de la cama con mucha energía y agradeces por abrir tus ojos un día más? ¿O te enredas en las sábanas y te arrastras al baño, reclamando porque no puedes seguir durmiendo? ¿Sabes cuánta diferencia en lo que pasará durante el resto del día implica una u otra actitud? ¡Muchísima! ¡Del cielo a la tierra!

Seguramente ya eres una experta en tips y pasos para descansar plenamente durante la noche. De hecho, hemos compartido contigo nuestros mejores consejos. Pero quizás no has puesto atención a ciertos rituales mañaneros que hacen una GRAN diferencia en cómo transcurre el resto de la jornada, ya que te preparan mental, física, emocional e incluso, espiritualmente, si lo quieres. Si revisas las historias de muchas personas exitosas y llenas de vitalidad, te darás cuenta que tienen un punto en común: se levantan y cumplen con ciertos pasos que les fomenta la disciplina, la salud, el orden y la actitud correcta que les ayuda a sobreponerse a los vaivenes del día. Por eso, hoy queremos compartir algunos contigo, pues sabemos que si los sigues, tu vida puede dar un inmenso giro en salud y bienestar general, ¡logrando días increíbles que te lleven directo a tus metas!

Amanece más temprano

Dicen que a quien madruga, Dios le ayuda. Pero, seguramente estás pensando qué locura es esta, cuando apenas puedes despertar a la hora de siempre. Calma. Si bien, es todo un reto al principio, con el paso de los días se va haciendo más fácil, porque el cuerpo y la mente van ajustándose al cambio. Puedes comenzar 15 minutos más temprano por unos días, y vas agregando otros 15 paulatinamente hasta completar una hora. Verás que madrugar te permite contar con más tiempo y energía para cumplir tus tareas, siempre que el descanso sea el adecuado. Algunos estudios han sugerido que levantarse más temprano influye en el proceso de atención y puede mejorar la capacidad de recordar. (1) Si te cuesta trabajo dormir temprano, busca un buen suplemento de melatonina y trabaja en organizar tu rutina de sueño.

Evita el snooze y la procrastinación

Apuesto a que también odias escuchar una alarma que suena y suena cada cinco minutos por la mañana, pero eres una de esas personas que la programa. ¡Todos lo hemos hecho! Pero es un tremendo error para nuestro cuerpo y nuestro ciclo natural de sueño. Es poner en pausa y engañar al organismo con otra noche que no va a ocurrir. Lo cual provoca más cansancio y somnolencia debido a que aumenta lo que se conoce como inercia del sueño. Es decir, ese proceso como de aturdimiento que tenemos durante los primeros minutos después de despertar (2). Mientras acostumbras a tu cuerpo a su nuevo horario es mejor poner el reloj y saltar de la cama con ganas. Ese impulso, aunque no lo creas, ayuda a activar la actitud que evita la procrastinación durante el resto del día.

Planifica para el día siguiente

Para que no se te complique el despertar, organiza tu agenda básica la noche anterior, de la misma manera en que puedes hacerlo con tus comidas, tu ropa para hacer deporte, la cantidad de agua que debes beber, los suplementos que consumes y el momento para hacerlo, etc. Tener las cosas en orden ayuda incluso, a que descansemos mejor, porque nos quita estrés, lo cual nos da un impulso para despertar con más vitalidad y mejor actitud.

Prioriza tus tareas

Saber que contamos con más tiempo no implica llenarse de actividades sin sentido. Al contrario. Aprende a ser más inteligente a la hora de escoger a qué ponerle atención y entregar tu energía. ¿Salud? Enfócate en los pasos que necesitas para mejorarla: comer mejor, ejercicio, dormir bien. A cada reto búscale uno o dos pasos que puedan llevarte a la solución. Si no te sientes cómoda con ciertas actividades o las estás haciendo por cumplir, déjalas para otro momento. Enfócate en aquellas relacionadas a tu trabajo, tu familia y tu salud. Cuando esos pilares estén sólidos, avanza hacia otros aspectos que puedan enriquecerlos.

Comienza el día con agua

A estas alturas sabes de sobra lo importante que es mantenernos hidratadas. Sin embargo, un vaso grande de agua por la mañana es una inmensa ayuda para tu cuerpo pues le da ese impulso para que empiece a funcionar el metabolismo, mejorar la digestión, comer menos y facilitar el trabajo de órganos vitales como los riñones e incluso, la piel (3). Algunas personas le agregan unas gotas de zumo de limón o un toque de jengibre no solo para darle sabor, sino para aumentar sus propiedades. Puedes hacerlo de vez en cuando, pero si la bebes pura, ya es suficiente. Por supuesto, en ese instante también puedes preparar tu botella de agua para el resto del día, ponerla en el refrigerador si te gusta fría o guardarla de una vez en tu cartera para no olvidarla si debes salir. Recuerda que debes mantener la hidratación durante todo el día.

Antes de comer, ¡actívate!

Mientras más temprano puedas ejercitar tu cuerpo, mucho mejor. Es cierto que hacer ejercicio a cualquier hora es mejor que no hacerlo, pero si puedes comenzar apenas te levantes, será todo un éxito. Esto ayuda a activar el metabolismo, a estirarte y por supuesto, a quemar calorías. Si tu excusa es la falta de energía, algo muy normal cuando hemos estado sedentarios por mucho tiempo, busca darle un empujoncito a tu organismo, ayudándolo con suplementos como maca, ginseng y vitamina B12.  

Relájate, respira y medita

Tómate tu tiempo... Comenzar antes no significa correr a toda máquina. Tomar, al menos, 15 minutos cada mañana para relajarte, concentrarte en tu respiración y serenar tu mente puede ser la mejor inversión de todo el día. Eso permite disminuir la ansiedad y el estrés por las responsabilidades, lo cual suele reflejarse en menos errores y más enfoque en nuestras tareas y actividades. Además de mejorar diversas funciones de órganos de nuestro cuerpo. (4)

Desayuna con propósito

Alimenta tu cuerpo pensando en su nutrición y necesidades. Comienza por darle un buen soporte con proteína de calidad, por ejemplo, especialmente si estás cumpliendo con el ejercicio. Busca las opciones que proveen mejor absorción y mayor cantidad de proteína como la de suero de leche o una versión vegana de guisante o cáñamo.

Considera también al menos una porción de frutas y organiza el consumo de otras 4 porciones (combinadas con verduras) para el resto del día. Tener claro el propósito de nuestra nutrición nos ayuda a tomar mejores decisiones al momento de comer. (5)

Inspírate

¿Has escuchado esa idea de “levantarse con el pie izquierdo”? Bueno, eso tiene solución. Muchas personas exitosas han convertido la motivación en parte de su ritual mañanero. Lo hacen leyendo o escuchando un audiolibro o un podcast que les dé las herramientas para enfrentar el día con la actitud correcta. Esta sencilla técnica permite cambiar o hasta eliminar pensamientos negativos que pueden convencernos de que tenemos un mal día y seguir en picada todas las horas que hay por delante. En cambio, cuando nos concentramos en un mensaje inspirador, nos empoderamos y cambiamos de inmediato nuestro switch mental para dar vuelta cualquier situación adversa.

Ahora sí, todo listo para comenzar tu día con energía, vitalidad, enfoque ¡y buena vibra!

Seamos más saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio

Referencias

1. V Shankar Kumaran  1 Bhat Ramachandra RaghavendraNandi Krishnamurthy Manjunath, Influence of early rising on performance in tasks requiring attention and memory, Randomized Controlled Trial. Indian J Physiol Pharmacol. Oct-Dec 2012;56(4):337-44. PMID: 23781653

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23781653/

2. Cassie J. HILDITCH, Jillian DORRIAN, Siobhan BANKS, Time to wake up: reactive countermeasures to sleep inertia. Ind Health. 2016 Nov; 54(6): 528–541. Published online 2016 May 18. doi: 10.2486/indhealth.2015-0236. PMCID: PMC5136610 PMID: 27193071

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5136610/

3. Ji Na Jeong, Effect of Pre-meal Water Consumption on Energy Intake and Satiety in Non-obese Young Adults. Clin Nutr Res. 2018 Oct; 7(4): 291–296. Published online 2018 Oct 31. doi: 10.7762/cnr.2018.7.4.291, PMCID: PMC6209729, PMID: 30406058

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6209729/

4. Hari Sharma, Meditation: Process and effects. Ayu. 2015 Jul-Sep; 36(3): 233–237. doi: 10.4103/0974-8520.182756, PMCID: PMC4895748, PMID: 27313408

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4895748/

5. Audrey Rankin  1 Brendan P Bunting  2 Rui Poínhos  3 Ivo A van der Lans  4 Arnout Rh Fischer  4 Sharron Kuznesof  5 Mdv Almeida  3 Jerko Markovina  6 Lynn J Frewer  5 Barbara J Stewart-Knox. Food choice motives, attitude towards and intention to adopt personalised nutrition, Public Health Nutr. 2018 Oct;21(14):2606-2616. doi: 10.1017/S1368980018001234. Epub 2018 May 17. PMID: 29771231 DOI: 10.1017/S1368980018001234 

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29771231/

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.