Cepillarse Los Dientes Podría Evitar el COVID-19 ¿Verdadero o Falso?

Existe una teoría circulando por ahí en torno a que una buena higiene bucal podría ayudar a evitar que contraigas COVID-19 o que, de contagiarte, evitaría que desarrolles un caso grave. ¿Es cierto esto? Analicemos qué hay de verdad en este rumor con la ayuda de la investigación científica.

¿Puede una buena higiene bucal ayudarme a evitar que contraiga el COVID-19?

Muchas personas afirman que usar enjuague bucal con regularidad o hacer gárgaras con agua con sal o vinagre puede matar el virus en la boca y evitar que se vaya a la garganta y a los pulmones.

Desafortunadamente, esto no es cierto, según los médicos del MIT, el famoso Instituto de Tecnología de Massachusetts:

“Si bien esta afirmación se ha extendido ampliamente en las redes sociales, no hay evidencia de que hacer gárgaras con agua tibia con sal o una solución de vinagre prevenga la infección con COVID-19. Curiosamente, esta “cura" fue muy usada durante la propagación del SARS, el MERS y el Zika, y fue igualmente inútil en ese momento”.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y muchos médicos, recomiendan hacer gárgaras con agua con sal como una forma de calmar el dolor de garganta, pero actualmente no existe evidencia científica sólida de que esta práctica ayude a evitar el COVID-19.

¿Puede una buena higiene bucal ayudarme a evitar un caso grave de COVID-19?

La respuesta a esto, sorprendentemente para muchos, parece ser positiva.

Muchas de las complicaciones más graves de COVID-19 son causadas por infecciones paralelas de patógenos que atacan a individuos que ya tienen sus defensas bajas.

Un estudio encontró que más del 50% de las personas que murieron de COVID-19 también tenían infecciones bacterianas.

¿Por qué eso es importante para la higiene bucal? Porque muchos de los patógenos dañinos que pueden causar este tipo de infecciones paralelas peligrosas se encuentran en dientes y encías poco saludables.

La Periodontitis es una enfermedad de las encías muy común que, en realidad, es solo una infección bacteriana. Los estudios han demostrado que todo tipo de bacterias muy dañinas, incluida la de estreptococo, se desarrollan en los abscesos o heridas infectadas que forman parte de la Periodontitis.

Un estudio encontró que los patógenos de la boca se pueden mover a los pulmones, causando o empeorando una infección pulmonar en pacientes con COVID-19.

En resumen, si tienes muchas bacterias dañinas viviendo en tu boca debido a una mala higiene, existe la posibilidad de que puedan intervenir en una complicación grave de COVID-19.

¿En conclusión?

Si bien, cepillarse los dientes, usar hilo dental y un buen enjuague bucal no va a evitar que contraigas el COVID-19, es posible que pueda ayudarte a prevenir las infecciones secundarias que pueden llevarte a un caso mucho más grave.

¡Es hora de tomar ese cepillo de dientes y ponerlo a trabajar!

Seamos más saludables, ¡juntos!

Tus amigos de Santo Remedio

Comparte

Leer más