Saltar contenido
Solo hoy: ¡Ahorra 10% en tu compra!

Cómo educar el sistema de recompensa cerebral, ¡y perder peso!

Cómo educar el sistema de recompensa cerebral, ¡y perder peso!

¿Por qué un trozo de pastel puede brindarnos tanta felicidad? ¿O un video de gatitos en las redes puede hacer que nos quedemos pegados durante horas buscando imágenes similares? Bueno, en ambos casos, la respuesta está en nuestro sistema de recompensa cerebral. Se trata de un circuito de neuronas que nos permite buscar, escoger y regular todo aquello que nos brinda gratificación. Es un proceso normal que nos ha permitido sobrevivir y avanzar como especie. Sin embargo, hay ciertas conductas que van alterando ese mecanismo, volviéndonos más vulnerables a tomar decisiones poco saludables, al buscar, por ejemplo, bienestar en la comida, el cigarrillo, el alcohol o las drogas. Pero, si aprendemos a educarlo, podemos convertir este sistema en nuestro mejor aliado para perder peso y convertirnos en personas más enfocadas, productivas y felices.

 

¿Cómo funciona este sistema?

—>Para que ocurra la sensación de recompensa, el cerebro debe liberar hormonas neurotransmisoras como la dopamina, la serotonina y la GABA, que son las encargadas de “comunicar” el mensaje de placer.(1)

 

—> El sistema de recompensa cerebral no solo regula aquello que nos resulta placentero, sino también nos ayuda a aprender, a memorizar estímulos ambientales y a repetir las conductas. Por eso, si el sistema identifica una conducta o sustancia que nos causa placer, intenta repetir esa experiencia, sin importar si esta es buena o mala para nosotros.

 

—>Cuando desarrollamos una adicción, ya sea a comida, a azúcar, a sustancias o incluso, a internet, es más difícil controlarla, ya que nuestro cerebro recibe el mensaje de repetir aquello que nos hace sentir bien. Se enfoca en esa sensación de recompensa o satisfacción y no analiza si el efecto es positivo.

 

—>Pero nosotros tenemos la capacidad de analizarlo y de modificar el sistema de manera que juegue a nuestro favor.

 

¿Cómo educar nuestro sistema de recompensa?

 

  • Identificar y analizar

Observa aquello que te provoca placer y analiza qué tan bueno es para ti. Por ejemplo, revisa si buscas sentirte bien bebiendo a diario, comiendo comida chatarra o realizando una actividad que tiene consecuencias negativas o no es buena para ti. Enfréntalo y acepta lo que está pasando como una realidad.

 

  • Encuentra un buen reemplazo

No hay nada irremplazable. Cualquiera sea lo que has usado para disfrutar de esa sensación de recompensa puedes reemplazarlo por algo que te ayude a mejorar, a perder peso y a lograr mayor bienestar. Y sobre todo, que te ayude a “asociar” este nuevo hábito a la idea de recompensa. Si, por ejemplo, lograbas tu satisfacción comiendo helado, pasteles o algo dulce, reemplaza esa comida por un trozo de chocolate amargo o por 10 minutos de baile o de ejercicio. El cacao y la actividad física también generan dopamina y, aunque al principio puede ser menos placentero, al pasar de los días verás que los cambios que producen en ti valen la pena. (2)

 

  • Refuerza las conductas positivas

Esto te ayudará a enfrentar mejor el estrés, disminuyendo su efecto negativo en los niveles de dopamina y te ayudará también a superar el síndrome de abstinencia, al bajar la exagerada carga de dopamina que tus conductas o hábitos anteriores generaban. Para lograrlo puedes escuchar tu música favorita, probar opciones saludables de comida, participar de actividades grupales o mirar un par de videos inspiradores en tus redes sociales que apoyen el cambio.(3)

 

Nuestro cerebro es más moldeable de lo que imaginamos. Nunca es tarde para “reiniciarlo” de manera que cada una de nuestras conductas sean un paso más hacia un mayor bienestar.

Si quieres aprender más y contar con herramientas fáciles de usar, descarga el Plan DALE de 28 días , basado en el Método de Cambio de Comportamiento. En cuatro semanas puedes sentar las bases para una transformación real que no solo se reflejará en tu peso, sino en tu manera de organizarte, de priorizar las tareas y en la forma de tomar decisiones correctas en tu rutina diaria. Recuerda que cada hábito negativo que dejamos atrás es un GRAN paso hacia nuestra mejor versión.

 

Tu equipo Santo Remedio

 

Referencias

 

1.Robert G. Lewis, Ermanno Florio, Daniela Punzo, and Emiliana Borrelli. The Brain’s Reward System in Health and Disease. Adv Exp Med Biol. Author manuscript; available in PMC 2022 Apr 8.Published in final edited form as:  Adv Exp Med Biol. 2021; 1344: 57–69.doi: 10.1007/978-3-030-81147-1_4

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8992377/

 

2.Maren M Michaelsen  1 , Tobias Esch  2. Motivation and reward mechanisms in health behavior change processes. ReviewBrain Res. 2021 Apr 15;1757:147309. doi: 10.1016/j.brainres.2021.147309. Epub 2021 Jan 29.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33524377/

 

3.Ja-Hyun Baik. Stress and the dopaminergic reward system. Exp Mol Med. 2020 Dec; 52(12): 1879–1890.Published online 2020 Dec 1. doi: 10.1038/s12276-020-00532-4

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8080624/

 

 

Regresar al blog
Ofertas por tiempo limitado...
{"statementLink":"","footerHtml":"","hideMobile":false,"hideTrigger":false,"disableBgProcess":false,"language":"es","position":"left","leadColor":"#ed600c","triggerColor":"#ed600c","triggerRadius":"50%","triggerPositionX":"left","triggerPositionY":"bottom","triggerIcon":"people","triggerSize":"small","triggerOffsetX":25,"triggerOffsetY":25,"mobile":{"triggerSize":"small","triggerPositionX":"left","triggerPositionY":"bottom","triggerOffsetX":25,"triggerOffsetY":25,"triggerRadius":"50%"}}
true