El sol comenzó a brillar, dejamos de usar abrigos pesados y los cambiamos por vestidos llenos de flores, colores y telas ligeras. Eso significa solo una cosa: estamos a la vuelta de la esquina para que ¡caliente el sol en la playa! Y no se trata solo de LUCIR un cuerpazo, sino de que ese cuerpo sea el reflejo de una salud excepcional que nos permita vivir el mejor momento de nuestra vida. Por eso, vamos a organizar los pasos imprescindibles que necesitamos seguir si queremos aprovechar estos meses para un cambio positivo en nuestra salud, nuestra imagen y nuestro día a día. ¿Preparada?

Sé honesta con tu realidad.

Vamos a quitarnos las caretas para ser realistas con la situación que tenemos. Puede que sean unas cuantas libras extra o que tengamos un sobrepeso serio. Por eso, es fundamental que no nos engañemos y en el caso de que tengamos más de 8 a 10 libras de sobrepeso, hagamos una cita con nuestro médico de inmediato para que nos indique un plan integral, SUPERVISADO por él. Esto es especialmente importante si hay una enfermedad como diabetes, hipertensión, asma, colesterol alto, etc.

Organiza tus motivos, metas y prioridades.

Si tienes algunas libras que sobran, comienza a trabajar en quitarlas de encima. Y para eso, lo primero es motivarte, encontrando las razones por las que quieres lograrlo. Muchas veces la meta de “usar un bikini” no es suficiente, porque no sostiene nuestra fuerza de voluntad a largo plazo. Por eso, es bueno tenerla entre los propósitos pero ir más allá: mejorar la salud, bajar el colesterol, poder jugar con tus hijos, evitar enfermedades, sentirse más confiada y por supuesto, disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades de base que compliquen infecciones respiratorias como el COVID, ¿no crees?

Escribe los pasos concretos que te pueden llevar a lograrlo.

La memoria a veces nos falla y hay que ayudarla un poquito. Por eso, una sugerencia práctica es ¡anotar los pasos concretos que te pueden llevar a lograr tus metas a corto plazo! Hazlo en tu teléfono y pon una copia en papel en un lugar que veas a diario. Empieza por: cambio en los hábitos de alimentación, crear nuevas rutinas, aumentar la actividad física y descansar mejor. Divide tus pasos a seguir en cada aspecto por días, semanas y meses, y así será más fácil llevarlos a cabo.

Deshazte de todo lo que no te sirve.

Limpia alacenas, refrigerador ¡y hasta tu clóset de todo lo que no sirve! Por ejemplo, quita esa ropa extra grande que te inspira llenarla. Ve directo a tu cocina y saca todos aquellos alimentos procesados, cargados de azúcar, harinas, productos artificiales, sal y grasas. De esa manera no habrá “tentaciones” que te hagan retroceder.

Prepara tu nueva lista de productos.

Si necesitas orientación para una alimentación limpia y saludable, puedes revisar nuestra dieta SR de 28 días para bajar la grasa abdominal. Allí encuentras una guía completa con lista de compras, recetas paso a paso y sugerencias de batidos, para hacer el proceso más simple, concreto y sabroso. La dieta está diseñada por Dr. Juan y la destacada nutricionista Sabrina Hernández Cano, con un enfoque especial en combatir la peligrosa grasa, sin dejar de cubrir todos nuestros requerimientos nutritivos. Te podemos asegurar que no vas a pasar hambre ni aburrirte con comidas insípidas. Comer bien, en este caso, es delicioso, rápido y sencillo.

Ayuda invaluable: proteínas.

Uno de los aspectos más importantes de la alimentación para perder peso y mantener la estructura del cuerpo fuerte, especialmente de los músculos, es la proteína. Por eso es que normalmente en los gimnasios se venden suplementos proteicos para apoyar el ejercicio. Busca de preferencia proteína de suero de leche que hasta ahora es la que muestra mejores resultados, debido a su alta concentración de aminoácidos de rápida absorción. (1)

Comprométete con el ejercicio de manera realista.

Es cierto que cuando queremos un cambio, arrancamos con toda la pasión y luego de un par de semanas esta se desinfla como un globo. Esa no es la idea si de verdad quieres aprovechar estos meses previos al verano. Un famoso proverbio chino dice: “no temas ir despacio, sólo teme no avanzar”. Por lo tanto, no te lances a un programa de entrenamiento tipo campamento militar si no estás preparada. Ve paso a paso, pero de manera constante. Hay estudios que muestran que puede resultar más efectivo hacer ejercicio más seguido (entre 5 a 7 veces a la semana), que hacerlo durante horas, pero en menos ocasiones, incluso, cuando se trata de ejercicio en casa, más restringido (2).

El plan SR de 28 días que te mencionamos, también incluye una guía de ejercicios que el doctor Juan bautizó El Diezmo, el cual te permite usar pequeños intervalos diarios para ejercitarte donde sea.

Que no te gane el cansancio.

Seguramente la falta de energía al principio será una piedra de tropiezo. ¡Quítala de tu camino! Suplementa tu alimentación con productos como ginseng, maca o CoQ10 que son excelentes aliados aprovechando los nutrientes de los alimentos para generar energía y combatiendo la fatiga, tanto mental como física (3) . Un estudio muestra que uno de los mecanismos energéticos de la maca es aumentar la hemoglobina en la sangre (4). Tener más vitalidad te ayudará a cumplir tus metas diarias y a mantenerte enfocada en estas. (5)

Descansa como una reina.

Seguramente los has leído varias veces, pues parte esencial de la pérdida de peso y de las mejoras reales en la salud tienen que ver con el tiempo adecuado de sueño y un descanso de calidad. Si tienes problemas para conciliar el sueño, revisa nuestros blogs en los que encontrarás sugerencias para solucionarlo.

Infórmate y encuentra motivación a diario.

Una de las mejores maneras de mantenerse enfocada en un propósito es que nuestra mente nos acompañe. Y para eso, saber para qué sirve cada cosa que nos estamos llevando a la boca o el ejercicio que estamos incorporando es fundamental. Como también lo es mantenerse motivada. Quizás, por la pandemia, todavía sea prematuro unirse físicamente a grupos de apoyo, pero podemos hacerlo a través de las redes sociales, escuchando podcasts de especialistas o leyendo artículos que nos inspiran a seguir.

Considera este periodo como la oportunidad más importante de tu vida, porque tomar control del peso repercute en toda nuestra salud. En tres meses puedes crear las bases de nuevos hábitos que perduren para el resto de tus días.

Seamos realmente más saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio.

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.