El “Protocolo K” para impulsar nuestras defensas

Sabemos que esta temporada invernal podría ser la más difícil de nuestras vidas. Y si queremos aumentar nuestras probabilidades de pelear el coronavirus, una gripe o cualquier enfermedad, la clave está precisamente en nuestro sistema inmunológico.

¿Qué es el Protocolo K ?

Nos gusta apoyar nuestro sistema defensivo de la manera más natural e integral posible. Por eso, cuando comenzó la pandemia del COVID-19, Doctor Juan buscó la asesoría de la doctora Karen Koffler, Directora del Centro de Medicina Integrativa de la Universidad de Miami, experta en terapias naturales, para ver cuáles productos, basados en la ciencia, podrían ser un aporte preventivo para reforzar el sistema inmunológico. Ella le sugirió los suplementos que cuentan con mayor evidencia y a esa lista Doctor Juan la llamó “Protocolo K”, el cual queremos compartir contigo.

¿Cuándo usar el Protocolo K?

Podemos usarlo de manera preventiva y como tratamiento complementario de las terapias médicas durante un proceso infeccioso.

Protocolo K para uso preventivo:

  • Vitamina D3: necesaria para combatir virus y bacterias. 5000 unidades con la cena.

  • Multivitamina con cobre: el cobre actúa en sinergia con el hierro reforzando el sistema inmunológico. 1 cápsula o tableta al día.

  • Sauco o elderberry: Diversos estudios han demostrado que puede tener efectos positivos para prevenir y tratar la gripe, alergias y problemas relacionados al sistema respiratorio en general. Se recomienda 10 mililitros diarios, que es el equivalente a 2 cucharaditas.

  • Vitamina C: potencia el buen funcionamiento del sistema inmunitario al mejorar la absorción de hierro y acorta la duración de los síntomas de infecciones respiratorias. 500 miligramos al día.

  • Zinc: combate las bacterias y virus, así como levanta nuestras defensas. Lo puedes usar en tableta o en la versión de pastillas para la garganta. La dosis recomendada es 15 miligramos al día.

  • Melatonina: apoya de distintas maneras: la primera, ayudando a controlar el ciclo de sueño, que es necesario para levantar las defensas. También se ha estudiado que ayuda a aumentar las células del sistema inmunitario y regula la inflamación del cuerpo. La dosis sugerida es de 3 a 5 miligramos en la noche.

  • Espirulina: rica en cobre y hierro, ayuda a balancear el zinc y otros nutrientes que fortalecen el sistema inmunitario.

Protocolo K como tratamiento cuando hay síntomas de una gripe o infección respiratoria:

  • Dejar de tomar saúco o elderberry

  • Dejar de tomar vitamina D3.

  • Aumentar la vitamina C a 1000 miligramos 3 veces al día.

  • Aumentar el zinc a 30 miligramos al día.

  • Aumentar la melatonina a 10 miligramos en la noche.

  • Tomar N acetyl cisteína, un suplemento hecho a base de un aminoácido semiesencial —es decir, que el cuerpo puede producir a partir de otros aminoácidos— especialmente efectivo para combatir los virus, eliminar mucosidades y fortalecer las defensas. La dosis sugerida es 600 miligramos, dos veces al día.

Este protocolo en ningún caso es un tratamiento para el coronavirus o la influenza. Pero usado de manera complementaria puede colaborar impulsando tus defensas, junto con todas las medidas de prevención, autocuidado y hábitos saludables que hemos compartido contigo y que seguiremos haciendo, porque…

Juntos, ¡somos más saludables!

Aquí puedes ver a Doctor Juan en acción, explicando el Protocolo K. ¡Compártelo con tus amigos y seres queridos!

Tu equipo Santo Remedio

Comparte

Leer más