Fortalece tu Mente ¡Y Siéntelo en tu Cuerpo!

Mucha gente lo ha pasado verdaderamente mal este año. 7 de cada 10 mujeres sienten que están más cansadas y estresadas que antes de la pandemia, y las llamadas a las líneas de soporte emocional suben como la espuma.
Ha aumentado el estrés, la ansiedad, la depresión y el índice de suicidios. De la misma manera en que está aumentando el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades relacionadas. Ese efecto nocivo ocurre en ambas direcciones porque en materia de salud, cuerpo y mente funcionan indisolublemente unidos, para bien… y para mal.

El “matrimonio” ideal

Si existe una relación que es “para toda la vida”, es ésta. De hecho, una investigación realizada en Australia, el 2013, señaló que hay evidencia sólida del vínculo entre el desequilibrio de los neurotransmisores del sistema nervioso, en coordinación con las hormonas, y el riesgo de desarrollar una enfermedad psiquiátrica.

Eso significa que, cuando reaccionamos mal ante ciertas situaciones, se manifiesta mucho estrés, depresión o ansiedad. Y el cuerpo también siente esos efectos negativos reaccionando con:
  • Cambios metabólicos

  • Enfermedades cardiovasculares

  • Y mayor inflamación

No en vano, la relación entre la enfermedad de las arterias coronarias y la depresión, por ejemplo, ha sido ampliamente investigada. A su vez, los agentes inflamatorios y endocrinos alteran el sistema nervioso central, potenciando los problemas de la mente.

¿Qué podemos hacer para que nuestro cuerpo y mente estén en sincronía saludable? 

  • Nutrirnos mejor

Con grasas saludables como pescado, nueces y aguacate, proteínas como el huevo, frutas y vegetales de hoja verde.
  • Recompensa tu cerebro de manera saludable

El cerebro necesita recibir “buenos” estímulos para que el eje cuerpo-mente esté equilibrado. Por ejemplo, si agregas cacao o fresas a tu dieta, aumentará la dopamina y sentirás más motivación.
  • Apóyalo con infusiones de hierbas

Prepara aquellas como ashwagandha, ginkgo biloba, jengibre, romero, San Juan, azafrán, rodhiola y albahaca que, además de apoyar el buen funcionamiento del cerebro, aumentan la serotonina que nos regula el estado anímico, el sueño y nos facilita la calma.
  • Agrega probióticos y prebióticos

Se ha comprobado la relación entre un cerebro saludable y un intestino en equilibrio de la microbiota o flora intestinal. Por eso, cuando consumimos productos como yogurt, kefir y chucrut (probióticos) o granos integrales, bananas y vegetales (prebióticos) mejora nuestra microbiota, ayudando a la producción de serotonina.
  • Ejercítate y prueba nuevos desafíos

El ejercicio es una de las herramientas más poderosas para mantener este “matrimonio cuerpo-mente” estable y en sincronía positiva. De hecho, oxigena el cerebro, mientras le ayuda crear nuevas y mejores conexiones.
  • Disfruta el placer de dormir

Un artículo científico publicado por la revista Asiática de Psiquiatría mostró que los síntomas de ansiedad, depresión y estrés, informados este año tras la pandemia de COVID-19, pueden estar asociados a trastornos del sueño. Durante el tiempo de descanso el cerebro reafirma y fortalece las conexiones que hace durante el día, para que integren nuestra memoria y otras funciones. Pero cuando comenzamos a experimentar exceso de estrés, depresión y ansiedad, el sueño se descontrola, desatando más problemas. Revisa nuestros artículos sobre el sueño para ayudarte a organizarlo nuevamente.
  • Refuerza, cambia e inventa tus “autoterapias”

Aunque no siempre sea fácil disfrutar de la vida, no podemos entregarle esta responsabilidad a nadie más. Acude a esas actividades, lugares y pasatiempos que te hacen feliz. ¿Música? ¿Pintura? ¿Playa? ¿Plantar flores? ¡Lo que sea! Levántate temprano ¡y hazlo!
Si quieres ayuda adicional, prueba nuestro paquete saludable Consiente A Tu Cerebro, con Omega 3, Ashwagandha y Cúrcuma, tres poderosos productos naturales que pueden apoyarte.

Y si te sientes incapaz de dar la pelea, busca ayuda profesional lo antes posible.

¡Noquea esos días oscuros! Tu mente y tu cuerpo pueden volver a estar en la sintonía adecuada.

¡Estamos contigo!


Tu equipo Santo Remedio

Comparte

Leer más