Recibimos muchas preguntas sobre el café en Santo Remedio. Y eso nos gusta, ¡porque es realmente delicioso! Esta vez vamos a ahondar en las verdades y los mitos sobre el café descafeinado.

Lo primero es lo primero: aunque se le llama “descafeinado”, sigue teniendo un poco de cafeína. La cantidad varía, pero aproximadamente 16 onzas de café pueden tener entre 5 y 14 mg de cafeína, en comparación con los 180 mg que tiene el café regular.

Al descafeinado se le ha eliminado aproximadamente el 97% de la cafeína. Aún así, si tienes restricciones de cafeína, es posible que incluso este lo debas descartar.

Ok, volvamos a la pregunta si el descafeinado es malo o no para ti. ¿En resumen? No. El café descafeinado y el regular son muy similares desde el punto de vista nutricional, aunque la forma en que se procesa puede influir en el tipo que elijas.

¿Cómo se le quita la cafeína al café?

Quizás te sorprenda saber que el descafeinado ocurre en la etapa más temprana de la producción de café, cuando sus granos están verdes y sin tostar. Y ocurre de diversas maneras:

  • Usando solventes: este método empapa los granos de café frescos en cloruro de metileno o acetato de etilo hasta que se disuelva la cafeína. Luego, los granos se enjuagan y se envían a tostar. Esta es la forma más común de descafeinar el café.

  • Método suizo usando agua: esta es la forma más moderna de descafeinar el café, ¡y es todo un proceso! Primero, los granos de café se cocinan en agua muy caliente, que descarta la cafeína. El agua pasa por un filtro de carbón activado que la elimina pero deja todos los aceites aromatizantes y otros nutrientes.

El primer grupo de granos se desecha, pero el agua usada, rica en sabor, se usa para el siguiente lote. Debido a que el líquido ya está saturado de aceites aromatizantes, solo absorbe la cafeína.

  • Dióxido de carbono (CO2): en lo que parece una escena de una película de ciencia ficción, los granos de café se sellan en un recipiente de acero y se salpican con CO2 líquido. La cafeína sale por un lado. Los granos salen por el otro.

¿Qué descafeinado debo elegir?

La gente suele preocuparse sobre el café descafeinado con solventes pensando en que pequeñas cantidades de estas sustancias terminan en la taza que bebe. Dado que estos químicos también se utilizan en removedores de pintura y quitaesmalte de uñas, a muchas personas no les gusta la idea de consumirlos.

Para tu tranquilidad debes saber que la cantidad mínima de sustancias químicas en el café descafeinado está muy por debajo de la aprobada por la FDA, pero si aún así no te gusta la idea, busca opciones de café que digan método suizo con agua (Swiss water method) o “sin solventes”. Por lo general, esas son marcas más costosas, ya que los procesos son más complicados.

¿Tiene algún nutriente el café descafeinado?

El café descafeinado, así como el regular, está cargado de polifenoles, que son antioxidantes que previenen el estrés oxidativo. También tiene algunos otros nutrientes, como magnesio, potasio y vitamina B3.

Si deseas mejorar la nutrición del café, intenta agregar cúrcuma la próxima vez que tomes una taza. Asegúrate de usar un suplemento de cúrcuma, no la especia que guardas en tu alacena. Esto, porque el suplemento tiene niveles más concentrados de curcumina, un poderoso antiinflamatorio y antioxidante.

¿Algún otro beneficio para la salud?

La investigación muestra que el café descafeinado puede ralentizar el deterioro motor y cognitivo asociado con el envejecimiento. Otros investigadores encontraron que ayuda a proteger las neuronas del cerebro y puede ayudar a prevenir trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer.

La cafeína en el café normal puede contribuir al reflujo ácido. Algunos estudios han demostrado que las personas que experimentan acidez estomacal al beber café ven una mejora cuando se cambian al descafeinado.

Con moderación, el café descafeinado puede regalarte un momento para disfrutar a diario. Si deseas todo el sabor del café pero no los efectos de las altas cantidades de cafeína, el descafeinado es definitivamente el adecuado para ti.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.