El Remedio Prebiótico

La mayoría de nosotros hemos oído hablar de los probióticos, las bacterias intestinales que ayudan a descomponer nuestros alimentos, reducen las toxinas, mejoran nuestra inmunidad y, en general, nos hacen sentir seres humanos más felices y saludables. ¿Pero has oído hablar de los “prebióticos”?

Prebiótico es un término que se acuñó recién en 1995, lo cual llama la atención, tomando en cuenta lo importantes que son para tener un microbioma intestinal saludable.

En pocas palabras, los prebióticos son la fuente alimenticia favorita de las bacterias intestinales buenas. Son fibras y carbohidratos que ayudan a mantener más saludables nuestras bacterias intestinales.

O, si prefieres una explicación más científica, aquí está la más reciente, dentro de un campo investigativo que está en pleno desarrollo:

“Prebiótico: Compuesto no digerible que, a través de su metabolismo por microorganismos en el intestino, modula la composición y/o actividad de la microbiota intestinal, confiriendo así un efecto fisiológico beneficioso en el huésped”. 

Eso es una parte, pero es importante tener en cuenta que la mayoría de los prebióticos no son digeribles, así es que no permitas que la palabra "carbohidratos" te asuste y evites sumar esta herramienta esencial para una mejor salud. Estos no son absorbidos por tu cuerpo.

Quizás la mejor analogía para entender los prebióticos es que son como la tierra en la que puedes crear un hermoso jardín. El jardín es el microbioma intestinal con un montón de beneficios para tu salud. Pero si no tiene el suelo adecuado, es difícil poder cultivar algo. Ahí es donde entran en juego los prebióticos.

Nuestros ancestros entendían el valor de los alimentos ricos en prebióticos.

Aunque la ciencia moderna comenzó su estudio de los prebióticos y probióticos hace relativamente poco tiempo, la mayoría de las principales culturas ancestrales a nivel mundial tienen una larga tradición de uso de alimentos ricos en estos.

El nopal, por ejemplo, es una fuente importante de fibra dietética y prebióticos, y ha sido durante mucho tiempo un elemento básico de muchas culturas latinoamericanas. La mayoría de las variedades de frijoles son otro gran ejemplo de alimentos ricos en prebióticos, al igual que las cebollas y muchas raíces, especialmente las de achicoria. Todos estos son alimentos con un historial de uso tradicional.

Tiene sentido que en muchas culturas, durante miles de años, seleccionaran naturalmente los alimentos que las hacían más saludables. Pero ahora que conocemos parte de la ciencia detrás de esto, hay todavía más razones para concentrarse en obtener mayor cantidad de prebióticos.

Consideremos el nopal por ejemplo. Los estudios en animales han demostrado que puede ayudar a contrarrestar los efectos de una dieta alta en grasas y azúcar, reduciendo la inflamación y el estrés oxidativo e, incluso, mejorando la función cerebral. 

También se ha demostrado que los prebióticos aumentan la absorción de calcio en mujeres posmenopáusicas, un hallazgo de enorme importancia para reducir el riesgo de artritis y osteoporosis.

Cómo incorporar más prebióticos a tu dieta

Cada vez más productos prebióticos, como inulina en polvo y suplementos de nopal, están encontrando la forma de venderse masivamente. Y esa es una manera fácil de agregar prebióticos instantáneos a tu dieta.

Pero hay algo que destacar de la antigua forma de obtenerlos: una dieta que incluya alimentos saludables y ricos en fibra. Comer el nopal entero o los frijoles negros siempre será una fuente importante de prebióticos.

Como siempre, trata de evitar los alimentos procesados, ​​a los cuales se les ha eliminado la fibra. Productos como la harina y el arroz blancos no contienen los prebióticos que necesitan las bacterias intestinales.

Y recuerda, uno de los grandes beneficios de mantener una dieta que incluya alimentos integrales y altos en fibra (entre muchos otros) es que probablemente obtendrás una mayor cantidad de prebióticos, ya que la mayoría de estos son fibras insolubles.

¡Sigue pendiente de lo nuevo que aparezca sobre este aspecto de la salud que apenas comienza a ser investigado y que es impresionante!

Seamos más saludables, ¡juntos!

Tus amigos de Santo Remedio

Comparte

Leer más