Podríamos apostar a que cada vez que olvidas dónde dejaste las llaves o si dejaste la luz encendida antes de salir de casa te llenas de pavor pensando en que tu memoria no es la de antes. Nos pasa a todos. Nos da pánico pensar en la posibilidad de perder nuestras facultades mentales. Y no es para menos, pues de acuerdo a la Asociación Americana del Alzheimer, los hispanos tenemos alto riesgo de desarrollar esta enfermedad al igual que otros tipos de deterioro mental. Se estima que para el 2050 el número de hispanos con Alzheimer y enfermedades relacionadas puede alcanzar por lo menos el millón 300 mil, seis veces más de lo que existe en la actualidad. (1)

  • Por eso hay que insistir en mejorar nuestros hábitos alimenticios, controlar los factores de riesgo, el peso, azúcar, colesterol y la presión arterial. (2)

  • Más ejercicio cardiovascular para que el cerebro se oxigene todos los días. Si no eres muy fanático del ejercicio cardiovascular intenso, al menos camina. (3)

  • Evita la inflamación excesiva del cuerpo, incluyendo la del cerebro. Para esto, el Omega 3 podría ser un excelente aliado. (4, 5)

  • Y por supuesto, mantener también el cerebro activo. Por eso, aquí tienes 7 formas fáciles de ejercitarlo, sin importar la edad que tengas.

Memoriza una imagen

Observa durante algunos segundos una foto o imagen de una revista, que tenga bastante información visual. Fíjate en los colores, figuras, letras y otros detalles. Luego, cierra los ojos e intenta recordar 5 elementos de esa imagen. (6, 7)

Vuelve a ser niño armando rompecabezas

Es cierto, parece un juego, pero es un excelente ejercicio para mantener la memoria activa. Busca rompecabezas de animales o paisajes y a medida que avanzas, puedes ir armando algunos más complejos. También puedes desafiarte usando un cronómetro para medir cuánto demoras en completar la figura original.  (8)

Recuerda mentalmente la ruta a casa

Nadie quiere olvidar el camino al hogar. Y a medida que envejecemos puede pasar que confundamos lugares u olvidemos detalles. Aunque, eventualmente, esto puede ocurrir a cualquier edad por falta de concentración y por confiar demasiado en la tecnología que nos resuelve el día a día. Por eso, un buen ejercicio es recordar la ruta hacia un lugar cotidiano: de tu casa a tu supermercado favorito, a la iglesia, a tu peluquería, al parque, etc.

Trata de anotar o recordar mentalmente las calles principales de ese trayecto, la cantidad de cuadras que hay entre un punto y el otro, así como algunos detalles que te sirven de referencia como una gasolinera o un árbol en particular. Dibuja la ruta en una libreta semanalmente, para registrar nuevos aspectos.(9)

Disfruta el encanto de los números

Prácticas como sudoku se han popularizado enormemente porque hay estudios que avalan su efectividad para mantener la mente activa, usando la lógica, el análisis, mejorando la memoria, el aprendizaje, la concentración y la relajación. Se puede jugar en línea, en sitios especializados o usando cuadernillos que se venden en muchas tiendas. (10)

Aritmética básica

Realiza pequeños ejercicios aritméticos básicos como sumas, restas y multiplicaciones, como cuando estabas en la escuela. La actividad con números activa las cortezas parietal y frontal, así como otras regiones del cerebro(11). Lo importante es resolver los ejercicios de memoria o escritos, pero sin contar con la ayuda de los dedos, calculadoras ni teléfonos. (12)

Aprende nuevas palabras

Nuestro cerebro no se gasta. Al contrario, su plasticidad permite que se expandan las conexiones neuronales si las desafiamos. Por eso, busca agregar vocabulario, ya sea en español o en otro idioma. La repetición también ayuda a mantener y crear nuevas conexiones.(13)

Sácale partido a tu agenda mental

Hoy en día muchos contamos con orgullo que toda nuestra vida la tenemos guardada en el teléfono celular y en “la nube”. Pero el mejor lugar para guardar datos importantes como los números de teléfono de nuestros seres queridos es en nuestra mente. ¡Nadie los eliminará! Y es una excelente práctica para mantener nuestra memoria activa.(14, 15)

Seamos más saludables, juntos.

Tu equipo Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.