La Relación entre CoQ10 y los Medicamentos para el Colesterol

Dicen que no hay cielo sin infierno ni dulce sin amargo. Por eso, los medicamentos, aunque nos ayudan a resolver de manera relativamente rápida muchos problemas, a mediano y largo plazo, suelen empujar otros.

Millones de personas usan medicamentos para bajar el colesterol. Las llamadas “estatinas” que ayudan a controlar las grasas en nuestro cuerpo. Pero, estas también tienen efectos secundarios. Por eso, si tomas estos medicamentos, hay 3 cosas importantísimas que debes saber y cómo la suplementación de coenzima Q10 o CoQ10 puede ayudarte a resolver algunos de estos.

1. Las estatinas no causan daños severos al hígado.

De acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), el reporte de casos graves es poco común. Pero sugiere que antes de iniciar el tratamiento con estatinas en un paciente, el doctor a cargo debería realizar pruebas de enzimas del hígado y repetirlas después de cierto tiempo para estar seguros de que todo está bien. En caso de que la persona presente hiperbilirrubinemia, ictericia o una combinación de ambos, debe interrumpir el tratamiento. (1)

2. Si estás sintiendo dolor en los músculos podría ser un efecto secundario del medicamento.

Hay indicios de que estos inducen el dolor en personas que padecen problemas musculares. Pero de acuerdo a un estudio realizado en Eslovenia, el uso de 50 mg de CoQ10, dos veces al día, reduce los síntomas musculares leves a moderados, relacionados con las estatinas. (2)

3. El usar medicamentos para el colesterol disminuye la CoQ10, lo cual también puede disminuir la energía y aumentar el estrés oxidativo.

Un estudio realizado en Italia muestra que, si bien, estos medicamentos ayudan a bajar el colesterol, también lo hacen con diversos compuestos del cuerpo, entre los que se encuentra la ubiquinona o CoQ10. Esta enzima provee de protección antioxidante que al afectarse deja desprotegidas algunas áreas del cuerpo y repercute en ciertas actividades, como en la producción de energía. Sin embargo, el mismo estudio muestra que al suplir esa enzima puede aumentar el plasma, los linfocitos y el tejido del hígado, entre otros efectos positivos. Incluyendo por supuesto, la energía. (3)

Otros efectos de la CoQ10 vinculados al colesterol

  • Las grasas altas están entre las manifestaciones de enfermedades metabólicas y el uso de coenzima Q10 como tratamiento adjunto a la terapia clínica común contra estas ha demostrado ser beneficioso. Pero su efecto sobre los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares no se había investigado en profundidad. Por eso, un estudio realizado en China demostró que el tratamiento con 120 mg de CoQ10 diariamente, durante 24 semanas, es un gran aliado en la materia. Se evaluaron aspectos como perfil lipídico y glucémico, inflamación y capacidad antioxidante antes y después de 12 y 24 semanas de uso. A la semana 12 la suplementación con CoQ10 disminuyó la presión sistólica y diastólica, y aumentó la capacidad antioxidante. En la semana 24, redujo todavía más la presión arterial, los triglicéridos y el colesterol de lipoproteínas de baja densidad, así como disminuyó la resistencia a la insulina. (4)

  • Por otra parte, una revisión sistemática y metanálisis realizados en Irán también determinaron los efectos de la suplementación con CoQ10 sobre los lípidos, uno de los principales desencadenantes de las enfermedades de las arterias coronarias o EAC. Esto, sobre la base de que la inflamación crónica y el aumento del estrés oxidativo contribuyen muchísimo al desarrollo de la enfermedad coronaria. Un total de ocho ensayos mostraron que el uso de CoQ10 en pacientes con EAC disminuyó significativamente el colesterol total y aumentó los niveles de colesterol HDL (bueno), demostrando efectos prometedores. (5)

Todas estas investigaciones dejan en evidencia que si tu opción de tratamiento para el colesterol incluye estatinas, puedes preguntarle a tu médico sobre la posibilidad de complementarlo con CoQ10 para evitar algunos efectos adversos, así como mejorar otros, especialmente la producción de energía.

Aquí estamos, siempre pensando en ti y en tus necesidades, para que continuemos siendo más saludables, ¡juntos!

Tu equipo Santo Remedio

Comparte

Leer más