La Magia de un Buen Batido para Impulsar la Salud

¿Cómo preparar uno realmente saludable?

No podemos negar que ir a una cafetería moderna y pedir un “smoothie” para desayunar nos hace sentir absolutamente trendy. Y hasta cierto punto lo es, especialmente entre las nuevas generaciones que intentan ser más conscientes con su bienestar. Pero la idea es que no solo lo hagamos por moda, porque se ve cool caminar con un batido verde en la mano, sino por convicción. ¡Y que se convierta en un hábito que realmente disfrutemos!

Quizás pienses que son muy costosos. Bueno, sí, muchos lo son, precisamente porque se han puesto de moda. Pero preparar el tuyo no es una odisea. Incluso, los batidos hechos en casa suelen ser las opciones más saludables. Pues los que se venden embotellados generalmente contienen aditivos y endulzantes que echan por tierra las buenas intenciones. La excepción son aquellos preparados al instante, con productos orgánicos, sin azúcar y con superalimentos de la mejor calidad.

Estudios muestran que consumir regularmente batidos naturales, pueden ayudan a:

  • Disminuir los niveles de lípidos, impulsar el sistema inmunológico, mejorar la piel, proporcionar energía, etc.

  • Preparados adecuadamente pueden ayudar también a controlar el peso, privilegiando la buena nutrición, especialmente cuando contienen suficiente fibra y proteína. (.)

¿Cuántos y cuáles ingredientes debería tener mi batido?

Por lo general, si un batido es preparado como merienda, lo ideal es que todos los ingredientes no superen las 200 calorías. Mientras que si lo quieres para reemplazar una comida principal, puede llegar a tener hasta 450 calorías.

Los batidos pueden prepararse conforme al gusto y las necesidades de cada persona. Pero, es mejor no mezclar demasiados productos. Puedes poner:

  • Una taza de la fruta principal que quieres como base o sabor dominante, fresca o congelada. Por ejemplo: piña, mango, fresas, papaya, banana, etc.

  • Agrega otra taza con un vegetal como espinacas, pepino, rúcula, etc.

  • Si quieres combinar más de dos frutas o vegetales, como piña, mango y zanahoria, por ejemplo, trata de que en total sean dos tazas combinadas.

  • Suma una porción de proteína en polvo o bien, una taza de yogurt griego o kefir, por ejemplo.

  • Puedes agregar una o dos cucharadas de grasas saludables como un trozo de aguacate, semillas de chía, linaza, cáñamo o mantequilla de almendras, maní o la de tu preferencia, sin sal.

  • También puedes agregar algunas hojas de hierbas como menta o albahaca, que además de aportar en aroma y sabor, tienen propiedades digestivas y relajantes, entre otras.

  • El líquido a usar puede ser agua, leche de vaca o algún sustituto vegetal de leche como almendras, coco, avena o anacardo. En promedio, un batido necesita unas 8 onzas de líquido aproximadamente, dependiendo de cuán espeso lo prefieras.

  • Dale un impulso extra a tu salud agregándole a tu batido superalimentos, hierbas e ingredientes que son un compendio de propiedades. Por ejemplo, especias como canela o cúrcuma, jengibre, cacao crudo en polvo, espirulina, hongos en polvo como chaga o melena de león, té matcha, ginseng, biotina, ashwagandha, etc.

Es importante que cuando los agregues, comiences con una pequeña cantidad para no dañar el sabor ni tampoco exagerar en la dosis. Agrega 1/3 de cucharadita o el equivalente al contenido de una cápsula.

  • Idealmente es mejor no endulzar los batidos. Si lo haces, busca opciones más saludables como un poquito de miel cruda, stevia o azúcar de coco, entre otros. (.)

Productos “top” para los batidos que vale la pena incorporar:

  • Espinacas: es una de las hojas favoritas para usar en jugos verdes y batidos, porque contiene muchísimas vitaminas, antioxidantes, minerales y además, aporta fibra. (.)

  • Kale: posee poderosos antioxidantes y es de gran ayuda para combatir la artritis y otras enfermedades autoinmunes. (.)

  • Aguacate: es una grasa super saludable que además le da una textura cremosa y deliciosa a las mezclas. (.)

  • Remolachas: son deliciosas y de gran ayuda para el organismo, especialmente para la salud del corazón. (.)

  • Manzanas: puedes usar de cualquier color, rojas, amarillas o verdes. Todas tienen sus peculiaridades, pero ayudan a mejorar la calidad nutricional de un batido. Las verdes son ideales para las mezclas con vegetales. (.)

  • Peras: algunas variedades son cremosas, otras más jugosas, pero todas aportan vitaminas y prebióticos que ayudan a incrementar la microbiota intestinal. (.)

  • Fresas: Es tan versátil, pues es lo suficientemente dulce para mejorar el sabor de cualquier mezcla insípida, aportando fibra y vitaminas, especialmente C. (.)

  • Arándanos azules: ayudan a combatir los radicales libres que envejecen y dañan nuestras células, gracias a la cantidad de antioxidantes que poseen.(.)

  • Banana: si queremos un batido consistente y rico, basta agregar media banana para obtenerlo. Aporta fibra, energía y minerales como el potasio.(.)

  • Piña: tiene fibra, vitamina C y enzimas digestivas. (.)

  • Mango: además de todos los antioxidantes que contiene, ayuda con la digestión y las defensas por su capacidad prebiótica. (.)

  • Semillas de chía y de linaza: son excelentes fuentes de fibra, así como de ácidos grasos Omega 3. (..)

Sugerencias de ingredientes y superalimentos para ese impulso extra:

  • Para la inflamación: Cúrcuma, jengibre, quercetina, resveratrol (., ., ., .)

  • Para combatir el estrés: Ashwagandha, rhodiola, astrágalo, ginseng asiático, Albahaca, Magnesio (., .)

  • Para impulsar el sistema inmunológico: Vitamina C y D, astrágalo, jengibre (.)

  • Para el sistema digestivo: Jengibre, probióticos como el yogurt o kefir, triphala, enzimas digestivas (.)

  • Para la piel, cabello y uñas: Biotina, colágeno, resveratrol.

¡Manos a la obra! A preparar tu batido, para nutrirte y llenarte de energía este 2021. Si necesitas más ideas, visita misantoremedio.com, donde encontrarás recetas sencillas de batidos funcionales que te van a ayudar con tu meta de mejorar tu calidad de vida.

¡Seamos más saludables, juntos!

Tus amigos Santo Remedio

Share

Read more