Menopausia: ¿Cómo Tratar Naturalmente sus Incómodos Síntomas?

Desde que comienza el periodo menstrual en las mujeres, durante la pubertad, una de las frases favoritas es: “cuánto daría por no tener que lidiar con esto”.

Hasta que eso ocurre y entonces, ¡es peor!

Cuando finalmente el periodo menstrual deja de llegar por un año se habla de menopausia. Pero el proceso comienza alrededor de los 45 a 50 años, en la perimenopausia, debido a que las mujeres, paulatinamente, durante un par de años, van dejando de producir las hormonas estrógeno y progesterona, comenzando a experimentar ciertos síntomas como:

  • Los famosos sofocos y sudoración, especialmente durante la noche, debido a que el desequilibrio de las hormonas altera el regulador de la temperatura corporal, que se encuentra en el hipotálamo (cerebro).

  • Los sofocos aceleran y aumentan el desorden en el ciclo del sueño, que también cambia durante este periodo.

  • Se aumenta de peso fácilmente y se dificulta perderlo.

  • Disminuye la producción de colágeno y de otras sustancias que se necesitan para fabricarlo, lo que reseca la piel, el cabello y los ojos.

  • Esa baja de colágeno, sumado a otras como calcio, aumenta el dolor, molestias y lesiones en articulaciones y huesos.

  • Muchas mujeres experimentan dolor en los senos y aumenta el riesgo de calcificaciones, nódulos, quistes y cáncer.

  • Hay mayor urgencia de orinar y eventualmente, problemas para retener la orina.

  • También son recurrentes las infecciones urinarias, así como la sequedad e irritación vaginal, lo que impulsa la falta de deseo sexual, porque se vuelve incómodo y hasta doloroso.

  • Hay hipersensibilidad y cambios anímicos, haciendo muy común la depresión, la ansiedad y la irritabilidad.

No es sencillo lidiar con este periodo. Pero no está dicha la última palabra y siempre hay manera de doblarle la mano a la menopausia, para hacerla menos incómoda.

¿Qué podemos hacer para combatirla naturalmente?

Come pensando en tus hormonas. Si quieres darle la pelea de verdad a estos cambios hormonales inevitables, debes concentrarte más que nunca antes en tu alimentación.

  • Elimina el alcohol, los alimentos procesados, azucarados y con exceso de grasa animal, ya que no sólo contribuyen al aumento de peso, acumulando grasa especialmente en el área del abdomen (muy peligrosa), sino que también suben la presión arterial, elevan las posibilidades de desarrollar diabetes e incrementan la inflamación del cuerpo.

  • Aumenta el consumo de vegetales, frutas, nueces y semillas, que son ricas en vitaminas como la E, B y K, pues hay estudios que muestran que las mujeres que las incluyen en su dieta diaria tienen síntomas de menopausia (y de PMS) menos severos.

  • También agrega grasas saludables como el aguacate y alimentos ricos en Omega 3 que ayudan a disminuir la inflamación, entre muchos beneficios relacionados a los cambios hormonales.

  • Aumenta la fibra (al menos 30 gramos al día), pues además de mejorar la digestión y combatir el peso, ayuda a eliminar el exceso de estrógeno.

  • Asegúrate de aumentar el consumo de calcio y otros minerales. Mil milígramos de calcio diarios pueden hacer una gran diferencia en la descalcificación de los huesos durante la menopausia.

  • Revisa tus niveles de vitamina D. Toma sol y si es necesario, agrega suplementos de ésta.

Mantén el estrés lo más alejado posible. Busca terapias, pasatiempos y opciones para relajarte a diario y evitar episodios de estrés crónico.

Haz del ejercicio un ritual diario. No sólo para ayudar a mantenerte en el peso ideal, sino porque es la mejor manera de combatir los síntomas y cambios de la menopausia como la pérdida de masa ósea y muscular.

Si los síntomas son muy intensos, antes de buscar terapias de reemplazo hormonal y otros medicamentos, puedes intentar con productos naturales. Existen opciones avaladas por estudios científicos, tales como:

  • Aceite de onagra: Posee propiedades antiinflamatorias que han demostrado ser efectivas para combatir los síntomas del PMS, de la perimenopausia y menopausia especialmente el dolor e inflamación del vientre, la hipersensibilidad en los senos y los cambios de humor.

  • Azafrán: Combate los dolores y molestias de la menopausia, así como la ansiedad y falta de energía, incluso, la sexual. Sus propiedades antidepresivas son similares a las de los medicamentos para este fin.

  • Hinojo: Es considerado un fitoestrógeno, es decir, similar a los estrógenos, que ayuda a regularlos. Gracias a eso es ideal para combatir síntomas como la depresión, inflamación, dolor, cólicos, problemas para dormir, entre otros, que ocurren durante los procesos hormonales como la perimenopausia y menopausia.

En el libro Santo Remedio Para Mujeres de Doctor Juan, disponible aquí, puedes encontrar un capítulo completo dedicado a este tema.

La menopausia no es el fin de la vida, sino el principio de una nueva etapa. Todo es cuestión de aprender a manejarla y superarla con gracia.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos Santo Remedio

Referencias
Santo Remedio para Mujeres, Doctor Juan Rivera, Aguilar Editorial, 2020.
Treating Menstrual Pain With Diet (1)
A systematic review of the role of vitamin D and calcium in premenstrual syndrome (2)

Share

Read more