A medida que el clima cambia de otoño a invierno y el sol desaparece más temprano, vas sintiendo que tu ánimo va cayendo en picada. Vas perdiendo interés en las actividades que antes te gustaban y te sientes mucho más irritable. Además, con frecuencia, abres el refrigerador o la alacena en busca de algo rico para levantar el ánimo.

¿Te suena familiar? Si es así, puede ser que estés experimentando un trastorno afectivo estacional (TAE o SAD en inglés). El TAE es un tipo de depresión relacionado a las estaciones. La mayoría de las personas experimentan sus síntomas en invierno.

¿Cómo reconocer el TAE?

Además de estar desanimados o deprimidos, quienes experimentan TAE muestran otros síntomas:

  • Pierden interés en actividades que normalmente disfrutan.
  • Quieren comer y dormir más.
  • Tienen poca energía y motivación.
  • Les cuesta pensar y concentrarse.
  • Se sienten inútiles o culpables, lo cual a veces motiva pensamientos de muerte o suicidio.

¿Qué causa el TAE?

Los investigadores no conocen la causa exacta, pero está relacionado con una disminución de la luz del día, lo que puede afectar los niveles de serotonina (una hormona reguladora del estado de ánimo). Y las personas con antecedentes familiares de depresión pueden tener más probabilidades de experimentarlo.

¿Qué puedo hacer si creo que puedo estar sufriendo de TAE?

Habla con tu médico para que te ayude a descubrir si realmente lo estás experimentando y te provea los tratamientos más idóneos en tu caso, los cuales pueden incluir medicamentos o terapia.

Puede ser que te cohíbas o avergüences de estar lidiando con un problema de salud mental como el TAE. Es algo normal que suceda y no estás solo. Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el 5% de los adultos en el país experimentan TAE. Es decir, más de 16 millones de personas. Y las mujeres tienen el doble de probabilidades de enfrentarlo que los hombres. (1)

Toma en cuenta esto: si sufres de una infección o necesitas puntos de sutura, no dudarías un segundo en buscar tratamiento médico. Actúa con la misma consideración y cuidado contigo mismo respecto a tu salud mental. Si tienes síntomas de TAE, no los enfrentes solo. Habla con tu doctor y comienza a recibir ayuda.

¿Existen remedios naturales?

¡Sí! Los tratamientos naturales pueden ser muy efectivos para el TAE.

Terapia de luz

La fototerapia se realiza sentándose frente a una máquina que emite una luz brillante. Esta máquina filtra los dañinos rayos ultravioleta y no es una cama de bronceado. La fototerapia es más eficaz cuando se realiza de 20 a 30 minutos al día, generalmente, a primeras horas de la mañana. La investigación muestra que la fototerapia puede ser un método eficaz para disminuir los síntomas depresivos. (2)

Vitamina D

La vitamina D es crucial para que tu cuerpo produzca y use serotonina, por lo que tener una cantidad insuficiente puede agravar el TAE (3). Debido a que nuestra piel produce vitamina D de forma natural cuando se expone al sol, tiene sentido que su producción disminuya durante los días de invierno, con menos luz.
Si consideramos que más del 40% de los adultos en Estados Unidos tiene deficiencia de vitamina D, vale la pena la opción de consumirla a través de un suplemento de alta calidad.
Las investigaciones han demostrado que la vitamina D tiene un efecto positivo sobre los síntomas de la depresión. Un estudio encontró que los adultos con niveles bajos, mostraban rasgos más depresivos. Durante un año, los investigadores le dieron a los participantes vitamina D o un placebo. El grupo de vitamina D mostró una mejora significativa en sus síntomas con respecto al grupo de placebo. (4)

 

 No te limites a sobrevivir otro invierno. Con el tratamiento adecuado, te sentirás mucho mejor y disfrutarás mucho más de tu vida. Te apoyamos en esta tarea.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos Santo Remedio

 

Referencias

1. https://www.psychiatry.org/patients-families/depression/seasonal-affective-disorder


2. Campbell, P. D., Miller, A. M., & Woesner, M. E. (2017). Bright Light Therapy: Seasonal Affective Disorder and Beyond. The Einstein journal of biology and medicine : EJBM, 32, E13–E25.
URL: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6746555/


3. Patrick, R. P., & Ames, B. N. (2015). Vitamin D and the omega-3 fatty acids control serotonin synthesis and action, part 2: relevance for ADHD, bipolar disorder, schizophrenia, and impulsive behavior. FASEB journal : official publication of the Federation of American Societies for Experimental Biology, 29(6), 2207–2222.
URL: https://doi.org/10.1096/fj.14-268342


4. Jorde, R., Sneve, M., Figenschau, Y., Svartberg, J., & Waterloo, K. (2008). Effects of vitamin D supplementation on symptoms of depression in overweight and obese subjects: randomized double blind trial. Journal of internal medicine, 264(6), 599–609.
URL: https://doi.org/10.1111/j.1365-2796.2008.02008.x

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.