Te has esforzado en perder peso, pero ahora estás luchando por no recuperarlo. Y no estás solo; es un problema muy común. De hecho, solo el 20% de las personas que pierden una cantidad significativa de peso pueden mantenerlo durante un año o más. Las estadísticas muestran que la gente recupera alrededor del 25% durante el primer año y el 75% después de 5 años.

Estas tendencias son un recordatorio de que la tarea no termina cuando alcanzamos nuestro objetivo. Puede parecer que todo está en tu contra, pero no pierdas la esperanza. Tenemos algunas ideas para ayudar a que te mantengas en el peso que deseas estar.

Para lucir diferente, tienes que actuar diferente: haz un seguimiento de tus calorías.

Una vez que hayas logrado la pérdida de peso por la que tanto luchaste, puedes creer que estás lista para retomar la vida de antes. Pero recuerda, los hábitos que te mantuvieron en tu peso más alto no funcionarán para tu nuevo cuerpo; debes mantener los hábitos de tu nueva y estilizada versión.

Por ejemplo, mientras pierdes peso, es probable que hayas realizado un seguimiento de tus alimentos para tener una idea clara de tu ingesta diaria de calorías. El seguimiento también es una estrategia excelente para mantener el peso: no es necesario que llegues a un déficit de calorías, pero tampoco vuelvas a consumir demasiadas.

Anotar tus comidas todos los días te ayudará a adquirir el hábito de consumir la cantidad correcta de calorías para mantener tu nuevo peso. Después de un tiempo, lo dominarás y no tendrás que escribir todo. Mantener el peso es una habilidad nueva, así es que piensa en el seguimiento de calorías como si fueran ruedas de entrenamiento para bicicleta. Las usarás durante un tiempo hasta que domines su equilibrio y luego, no las necesitarás.

La alimentación saludable está aquí para quedarse: enfócate en la proteína magra

Cuanto más peso tienes, más fácil es caer en la tentación de comer comida rápida un par de veces a la semana, pero mientras más delgado estás, seguirás haciendo las elecciones de alimentos correctas que te ayudarán a perder peso: comer verduras y frutas, carne magra y pescado, limitar alimentos procesados ​​y carbohidratos refinados, omitir las bebidas azucaradas, y agregar mucha fibra y agua.

La proteína magra es importante en tu nuevo estilo de vida porque te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo. Los investigadores han descubierto que la cantidad correcta es obtener aproximadamente el 30% de las calorías de las proteínas, en parte porque aumenta la sensibilidad de tu cuerpo a la leptina, la hormona que le indica al cerebro que estás satisfecho.

Una forma baja en calorías de obtener suficientes proteínas es a través de un suplemento proteico de buena calidad. Una proteína en polvo se puede mezclar fácilmente en un batido de yogur, agregarla a la mezcla de muffins o panqueques integrales, o incluso mezclarla en una sopa cremosa.

Es un maratón, no una carrera rápida: los hábitos son la clave

La consistencia es más importante que la perfección. Ahora eres una nueva persona y los cambios en tu estilo de vida lo demuestran. Continúa disfrutando de momentos como la cena de Acción de Gracias o de una comida divertida para tu cumpleaños y luego, retomas el enfoque para verificar tus calorías durante la próxima vez que comas. Pero, los atracones de fin de semana que compensan lo bien que te portas durante la semana son cosa del pasado. Si comes en exceso en el desayuno, no has arruinado todo el día. Come como acostumbras durante el almuerzo y la cena, y vuelve a intentarlo mañana.

Mantener cambios positivos y que vayan mejorando en tus hábitos de salud a largo plazo será mucho más efectivo que una dieta extrema o un ejercicio excesivo.

Haz que sea más fácil mantener “tu nueva versión”: recursos de apoyo

A continuación, te damos algunos recursos de apoyo para que no ganes peso:

  • Conéctate con un amigo o una comunidad que tenga objetivos similares. Compartan y anímense mutuamente. Los estudios muestran que las personas que trabajan con un compañero tienen muchas más probabilidades de lograr sus objetivos de pérdida de peso y mantenimiento.

  • ¡Dormir! Dar prioridad a un sueño adecuado cada noche regulará las hormonas del hambre y aumentará la velocidad a la que tu cuerpo quema calorías.

  • Pésate todos los días para asegurarte de que sigues en el camino correcto.

  • Haz que el ejercicio sea agradable: planifica actividades físicas con un amigo o ve tu programa favorito durante una sesión en la máquina de cardio. El ejercicio quema calorías y también reduce tu nivel de estrés, que es un factor importante para mantenerse en forma.

No te rindas. Puedes hacerlo. Trata tu cuerpo con amor y cuidado, y sigue trabajando en tus metas todos los días.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Estamos aquí para ayudarte.

1.855.736.3346

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.