¿Te Falta Agua?

¡Ya es verano! Y por eso, pasamos más tiempo al aire libre bajo el sol y el calor. ¡Eso es maravilloso! Pero, ¿estamos bebiendo suficiente agua?

Los adultos necesitan entre 2 y 3 litros de agua al día. Dependiendo del clima y de tu nivel de actividad, es posible que necesites aún más. La deshidratación es mucho más común de lo que piensas y puede afectar negativamente a muchos de los sistemas del cuerpo. Aquí te explicamos por qué es tan importante mantenerse hidratado.

Aumenta la energía y la función cerebral

El agua te ayuda a sentirte bien y no solo porque satisface tu sed. Los estudios muestran que con solo un 2% de pérdida del agua corporal, el rendimiento cognitivo disminuye. La deshidratación puede afectar la memoria, el estado de alerta y ánimo, así como la claridad mental. Otro estudio encontró que la pérdida de agua corporal contribuye a la fatiga y a la sensación de ansiedad. Un trago de agua podría brindarte el impulso que necesitas para pasar el día.

Maximiza el rendimiento muscular

¿Sabías que tus músculos son casi un 80% de agua? La deshidratación puede afectar el flujo sanguíneo a los músculos, dificultando la realización de sus actividades. No solo eso, también transporta energía y nutrientes a los músculos a través del torrente sanguíneo.

Es fundamental reponer líquidos cuando estás moviéndote. Combina agua con nutrientes como calcio, potasio y sodio. Un multivitamínico incluye suficientes de estos nutrientes para ayudar a la mayoría de las personas a reemplazar los que necesitan. Estos nutrientes, llamados electrolitos, regulan las contracciones musculares y mantienen todos los sistemas de tu cuerpo funcionando sin problemas. Además, el líquido adecuado puede reducir la cantidad de estrés oxidativo que experimenta tu cuerpo durante el ejercicio.

Apoya los riñones y previene los cálculos renales

Los riñones funcionan mejor cuando bebes suficiente agua. Con una mayor ingesta de líquidos, pasa más orina a través de los riñones, lo que diluye la concentración de minerales que pueden acumularse y provocar cálculos renales.

Alivia el estreñimiento

Llevar una dieta rica en fibra es una parte importante del tratamiento y la prevención del estreñimiento. Pero igualmente importante es la ingesta de agua. De hecho, si comes mucha fibra y no bebes suficiente agua, podrías empeorar el estreñimiento. Además de obtener suficiente agua, los minerales que se encuentran en un buen multivitamínico también pueden contribuir a una función intestinal saludable.

Previene los dolores de cabeza

El dolor de cabeza es uno de los primeros síntomas de la deshidratación. El agua es una excelente opción de tratamiento inicial cuando sientes que se avecina un dolor de cabeza. En un estudio [w]de 100 personas con migrañas, casi la mitad informó que el aumento en la ingesta de agua mejoró la frecuencia y los síntomas de los dolores de cabeza.

Ayuda a adelgazar

El agua estimula tu metabolismo y te ayuda a sentir satisfecha. No solo eso, beber agua antes de una comida te ayudará a consumir menos calorías. En un estudio, los investigadores pidieron a los participantes que bebieran medio litro (aproximadamente 17 onzas) de agua 30 minutos antes del almuerzo, la cena y el desayuno. Después de 12 semanas, los que bebieron agua mostraron un aumento del 44% en la pérdida de peso con respecto a los que no lo hicieron.

Suaviza las resacas

¿Tomas demasiadas cervezas? El alcohol es diurético, lo que significa que puede hacer que pierdas más líquido del que ingieres. Para prevenir una posible deshidratación y disminuir algunos síntomas de la resaca (como dolor de cabeza, fatiga, boca seca), beba agua entre las bebidas alcohólicas y toma un vaso antes de irte a dormir.

Asegurarse de estar hidratada es una de las mejores cosas que puedes hacer ahora mismo para mantener tu salud. ¡Así es que toma un vaso y ve por más agua!

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos de Santo Remedio

Comparte

Leer más