El calcio es un componente vital para huesos fuertes. No en vano, el 99% de este mineral que hay en nuestro cuerpo se encuentra en los huesos y en los dientes. La densidad ósea saludable en los adultos y el crecimiento adecuado en los niños son signos de que una persona está obteniendo suficiente calcio.

Pero, ¿sabías que también es trascendental para otras funciones importantes de tu organismo?

No solo es cuestión de huesos

Este mineral también es necesario para la contracción de tus músculos y para un flujo sanguíneo saludable. Apoya la liberación de hormonas y colabora en el mantenimiento de una comunicación saludable entre tu cerebro y otros órganos de tu cuerpo. (1)

Este es un aspecto muy importante para las mujeres: los investigadores han descubierto que la suplementación con calcio puede reducir la gravedad de los síntomas del síndrome premenstrual (2). Un estudio comparó los síntomas del SPM de dos grupos de mujeres, uno de los cuales recibió 500 mg de calcio dos veces al día y el otro, un placebo. Después de doce semanas, el grupo de calcio mostró una disminución de los síntomas del síndrome premenstrual en cuanto al apetito, la fatiga y la depresión. (3)

Disminución de la pérdida de masa ósea

Obtener la cantidad adecuada de calcio es especialmente importante para las mujeres posmenopáusicas ya que esto puede disminuir la pérdida ósea (4). En un estudio considerable de más de 36.000 mujeres posmenopáusicas, los investigadores revisaron la densidad ósea de aquellas que tomaron 1.000 mg de calcio al día, observando un aumento del 1.06% en el área de las caderas. Puede que no parezca mucho, pero los científicos dijeron que el aumento fue significativo. (5)

Cómo obtener suficiente calcio

Tu cuerpo no produce calcio, por lo que debes obtenerlo de tu dieta y a través de suplementos. Si no obtienes la cantidad necesaria, los sistemas que necesitan calcio tomarán un poco del que hay en tus huesos. Esta es una manera efectiva para que nuestros cuerpos sigan funcionando cuando no podemos obtener calcio durante un período corto. Pero si no consumimos lo suficiente regularmente, nuestro cuerpo seguirá haciendo uso de sus reservas de calcio, dejando nuestros huesos vulnerables.

Aquí tienes una guía básica sobre la cantidad de calcio que necesitas cada día: (6)

  • 8 años y menores: 700-1000 mg

  • 9-18 años: 1300 mg

  • Adultos menores de 70 años: 1000 mg

  • Adultos mayores de 70 años: 1200 mg

Detalles a tener cuenta

Algo muy importante que debes saber sobre el calcio es que, si bien es cierto, es fundamental para tu salud, más cantidad no necesariamente significa que sea mejor. Esto, pues el exceso de calcio puede acumularse en tu cuerpo, causando problemas de salud.

Evalúa la cantidad de calcio que obtienes de tu dieta. Puedes encontrar además un suplemento que te ayude a alcanzar la cantidad óptima para tu salud en general.

Nuestros huesos nos cuidan de distintas formas, más de las que podrías haber pensado. Así es que cuidemos de ellos también, obteniendo el calcio suficiente que necesitamos.

Seamos más saludables, juntos.

Tus amigos Santo Remedio

Referencias

[1] Institute of Medicine (US) Committee to Review Dietary Reference Intakes for Vitamin D and Calcium; Ross AC, Taylor CL, Yaktine AL, et al., editors. Dietary Reference Intakes for Calcium and Vitamin D. Washington (DC): National Academies Press (US); 2011. 2, Overview of Calcium. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK56060 /

[2] Zafari M, Aghamohammady A. Comparison of the effect of Vit E, VitB6, calcium and omega-3 on the treatment of premenstrual syndrome: a clinical randomized trial. Ann Res Rev Biol. 2014;4:1141–1149. http://doi.org/10.9734/arrb/2014/7503

[3] Ghanbari, Z., Haghollahi, F., Shariat, M., Foroshani, A. R., & Ashrafi, M. (2009). Effects of calcium supplement therapy in women with premenstrual syndrome. Taiwanese journal of obstetrics & gynecology, 48(2), 124–129. https://doi.org/10.1016/S1028-4559(09)60271-0

[4] Reid, I. R., Mason, B., Horne, A., Ames, R., Reid, H. E., Bava, U., Bolland, M. J., & Gamble, G. D. (2006). Randomized controlled trial of calcium in healthy older women. The American journal of medicine, 119(9), 777–785. https://doi.org/10.1016/j.amjmed.2006.02.038

[5] Jackson, R. D., LaCroix, A. Z., Gass, M., Wallace, R. B., Robbins, J., Lewis, C. E., Bassford, T., Beresford, S. A., Black, H. R., Blanchette, P., Bonds, D. E., Brunner, R. L., Brzyski, R. G., Caan, B., Cauley, J. A., Chlebowski, R. T., Cummings, S. R., Granek, I., Hays, J., Heiss, G., … Women's Health Initiative Investigators (2006). Calcium plus vitamin D supplementation and the risk of fractures. The New England journal of medicine, 354(7), 669–683. https://doi.org/10.1056/NEJMoa055218

 [6] Ross, A. C., Manson, J. E., Abrams, S. A., Aloia, J. F., Brannon, P. M., Clinton, S. K., Durazo-Arvizu, R. A., Gallagher, J. C., Gallo, R. L., Jones, G., Kovacs, C. S., Mayne, S. T., Rosen, C. J., & Shapses, S. A. (2011). The 2011 report on dietary reference intakes for calcium and vitamin D from the Institute of Medicine: what clinicians need to know. The Journal of clinical endocrinology and metabolism, 96(1), 53–58. https://doi.org/10.1210/jc.2010-2704 

Estamos aquí para ayudarte.

¿Tienes alguna pregunta sobre nuestros productos y servicios? Llama ya o envíanos un correo eletrónico a support@misantoremedio.com

Carrito de compra

Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.