Saltar contenido
Solo hoy: ¡Ahorra 10% en tu compra!

Hidratación y ciclos femeninos: El equilibrio es la clave

Hidratación y ciclos femeninos: El equilibrio es la clave

Los ciclos femeninos son realmente muy complejos, pues intervienen diferentes hormonas, muchas más de las que conocemos comúnmente, y eso ocasiona distintas reacciones en nuestro cuerpo. Entre los problemas más comunes y molestos durante el ciclo menstrual se encuentran el dolor y la retención de líquidos. Aunque no lo creas, ambos síntomas están relacionados con la cantidad de agua que mantenemos en el organismo. Por un lado, retienes agua, pero, al mismo tiempo, necesitas más agua para poder combatir el exceso y otros efectos causados en el proceso de menstruación.

La investigación ha mostrado que la falta de hidratación nos hace más sensibles al dolor. Y en cambio, al estar hidratadas, podemos producir más endorfinas que nos ayudan a combatirlo, ya que se produce un efecto analgésico. Pero no se trata solo de tomar más agua. Para lograr que nuestro cuerpo fluya en armonía durante todo el ciclo e incluso, en la menopausia, la clave está en el equilibrio.

 

El mecanismo de las hormonas y el agua

La cantidad de las principales hormonas (estrógeno, progesterona, hormona luteinizante y hormona estimulante del folículo) no es la misma durante todo el ciclo menstrual. Va cambiando de acuerdo a la fase en la que se encuentra nuestro cuerpo. En la fase folicular (primer día de la menstruación, hasta el día 14), por ejemplo, hay poco estrógeno al principio, pero cuando termina la menstruación se eleva abruptamente, al igual que la hormona luteinizante. En tanto, la progesterona siempre permanece en un bajo nivel en esta fase. Pero aumenta cuando comienza la fase lútea, durante la segunda mitad del ciclo.

¿Qué tiene que ver esto con la hidratación? ¡Muchísimo!

Entre los días 15 al 28 del ciclo menstrual, en que el nivel de progesterona es mucho más alto, se afectan los sistemas linfático y renal debido a la acción de una hormona (arginina vasopresina) conocida como antidiurética, que tiene que ver con la regulación de los líquidos. Su principal efecto en estos días es la retención de agua en los riñones. En la fase lútea también puede haber mayor acumulación de sodio debido a la acción de otras hormonas en la sangre.

—>Los estudios han mostrado que la retención de líquido y sus efectos varían en intensidad a lo largo de las diferentes fases del ciclo. Sin embargo, a lo largo de todo el proceso es importante mantenernos muy bien hidratadas para ayudar a eliminarla y apoyar el drenaje linfático.

—>Además, se ha visto que una inadecuada hidratación puede aumentar el dolor, el cansancio, la falta de concentración y el estado de ánimo, entre otros síntomas.(1)

—>La hidratación es igual de importante durante la menopausia. El desequilibrio hormonal también afecta la normalidad de los fluidos. En esta etapa el primer efecto al que le prestamos atención respecto al agua es la sequedad de nuestra piel. Sin embargo, nuestro organismo completo necesita mantenerse hidratado para combatir la retención de líquido, los sofocos y la sudoración, entre otros síntomas.(2)

 

¿Cómo lograr tener la hidratación correcta? 

  • El primer paso, por supuesto, es aumentar la ingesta de agua. Aunque no tengas sed en algunas semanas del ciclo, acostúmbrate a beber más agua.
  • Paralelo a esto, aumenta también la ingesta de electrolitos. La hidratación debe ser equilibrada para no descompensar el nivel de minerales. Recuerda que también ocurre un desequilibrio mineral con menos potasio, magnesio, calcio y en contraste, un aumento del sodio. Puedes usar Will Pow(d)er de Entalla. Esta mezcla de minerales y plantas es ideal para utilizar durante todo el ciclo menstrual, ya que además de apoyar tu estado de ánimo, ayuda a mantener una adecuada hidratación del cuerpo.

COMPRA WILL POW(D)ER

 

  • Disminuye la sal. Puedes reemplazarla por especias, sal yodada o por sales de algas. De esta manera, estarás consumiendo menos sal y aumentando el yodo. Esto es especialmente importante durante la primera semana del periodo en que baja este mineral. También puedes consumir alimentos que lo contengan como mariscos y pescados.
  • Aumenta la cantidad de fibra y agua, comiendo frutas como manzanas y frambuesas, y verduras como lechugas, calabaza o champiñones, entre otros. Otra buena opción es sumar a tu rutina Super Slim Café que también contiene fibra y las gomitas Skinny Yummy Gummy.

COMPRA SUPER SLIM CAFÉ

 

COMPRA SKINNY YUMMY GUMMY

 

Si quieres apoyar aún más el equilibrio de tus hormonas y tener ciclos menos dolorosos y más llevaderos o bien, una menopausia con menos síntomas severos, además de bajar unas cuantas libras, descarga el Plan DALE de 28 días de pérdida de peso de este mes, dedicado a la salud de la mujer a partir del ciclo menstrual. Estás a tiempo de hacer los ajustes a tu estilo de vida para padecer menos y disfrutar más del regalo de ser mujer.

 

Tu equipo Santo Remedio

 

 

 

Referencias 

1.Beverly Tan,1 Michael Philipp,2 Stephen Hill,2 Ahmad Munir Che Muhamed,3 and Toby Mündel1,*Pain Across the Menstrual Cycle: Considerations of Hydration/ Front Physiol. 2020; 11: 585667. Published online 2020 Oct 8. doi: 10.3389/fphys.2020.585667 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7578918/ 

2.Nina S. Stachenfeld, PhD1,2,3/ Hormonal Changes During Menopause and the Impact on Fluid Regulation/ Reprod Sci. 2014 May; 21(5): 555–561. doi: 10.1177/1933719113518992 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3984489/

Regresar al blog
Ofertas por tiempo limitado...
{"statementLink":"","footerHtml":"","hideMobile":false,"hideTrigger":false,"disableBgProcess":false,"language":"es","position":"left","leadColor":"#ed600c","triggerColor":"#ed600c","triggerRadius":"50%","triggerPositionX":"left","triggerPositionY":"bottom","triggerIcon":"people","triggerSize":"small","triggerOffsetX":25,"triggerOffsetY":25,"mobile":{"triggerSize":"small","triggerPositionX":"left","triggerPositionY":"bottom","triggerOffsetX":25,"triggerOffsetY":25,"triggerRadius":"50%"}}
true